Cómo decidí ahorrar

Cómo decidí ahorrar

Todos podemos ahorrar y este testimonio, enviado por uno de los lectores de Mi Dinero, y que hoy compartimos, expresa cómo se puede lograr

Ahorrar es un estilo de vida; una elección libre sobre cómo queremos vivir nuestra vida en el futuro y la planificación de los pasos que daremos en el presente para que nuestros sueños puedan ser una realidad en el futuro.
En la búsqueda constante de contenido que ayude a nuestros lectores a organizarse financieramente, conocimos a Raúl, quien nos compartió su testimonio sobre las acciones que lo llevaron a abandonar el camino del “despilfarro” y lo encauzaron en el camino de la construcción de un patrimonio.

Testimonio de Raúl

Así pensaba yo
Igual que todos mis compañeros de trabajo y mis amigos más cercanos, entendía que el sueldo era para gastarlo, y me preguntaba constantemente ¿por qué hay que ahorrar, si el dinero sigue llegando? Mi premisa de vida se centraba en la siguiente frase: “No hay que guardar dinero para mañana, porque mañana habrá más”.
En la vida todo tiene un tope y el día de despertar te toca. Yo no fui la excepción a la regla. Llegó un momento en el que mis gastos fueron más que mis ingresos, ya que pagaba tarjetas de crédito que provocaban que el día de cobro
el dinero no durará más que algunas horas en mi cuenta. Sin embargo, un día recordé una frase que siempre me decían: ¡Debes ahorrar!

¿En qué estoy gastando mi dinero?

Un día decidí hacer conciencia sobre mi desempeño financiero y analizar en qué gastaba mi dinero, además de ver cómo desbarataba mis ingresos, por lo que comencé con cosas sencillas, como por ejemplo, identificando cuánto dinero tenía que gastar para comprar combustible para ir a trabajar, asó como para comprar comida, versus lo que realmente estaba gastando para adquirirlos. Para mi sorpresa, ¡era casi el doble! Micarro siempre tenía combustible; sin embargo, nunca calculé lo que yo gastaba al mes. Sabía que gastaba RD$1,000 o RD$1,500, pero nunca calculé el monto total por mes y allí me di cuenta, además, de que daba muchas vueltas haciendo viajes innecesarios.
En este sentido, tomé unas serie de medidas que al principio parecían incómodas, pero que se han vuelto parte integral de mi rutina.

Tomar acciones

1 Lo primero que hice fue tomar un préstamo para eliminar varias de mis deudas y consolidarlas, ya que debía mucho dinero en préstamos informales: “un chin por aquí y un chin por allí”. Descubrí que era mejor deberle a una sola persona.

Me puse un monto fijo para comprar combustible en la semana y, un límite de salidas al mes y fijé un monto para ello.

3  Tomar los ahorros siempre debe ser la última opción.

Siempre vas a tener un día en el que se gaste de más, así como también tendremos gastos inesperados, lo importantes es que no sean siempre.

Mi recomendación

Ahorrar es como ir al gimnasio, que todo el mundo espera que el primer día se note el resultado que deseamos; pero no es así, es algo que se va acumulando con el tiempo. Día a día te vas acostumbrando a no malgastar, a pensar si es necesario comprarlo. Te acostumbrarás a hacer lo mismo que antes, pero más organizado.

La mejor forma de ahorrar

La mejor forma de ahorrar es crear una cuenta de ahorros que te impida manejar el dinero de una forma fácil, porque si es de fácil acceso, es de fácil gasto. Asimismo, sugiero que te pongas metas de ahorros alcanzables a corto, mediano y largo plazo.

por JULIA GÓMEZ | juliagomez@revistamidinero.com.do



Licenciada en Comunicación Social, con especialidad en Gerencia de la Comunicación Corporativa. Es CEO del grupo JG Comunicación Integral, empresa dedicada al diseño de estrategias de comunicación para diferentes marcas nacionales e internacionales, así como al desarrollo de contenido para medios escritos, tanto institucionales, como comerciales y a la corrección de estilo. Asimismo, Julia Gómez es redactora de la revista Mi Dinero, además de realizar la corrección de estilo de la misma. Dentro del ámbito de la comunicación social, se desempeñó como productora y conductora del programa radial En Conexión. Por más de 10 años laboró en la industria de las telecomunicaciones, coordinando y ejecutando acciones en los departamentos de Comunicación Corporativa de la empresa Tricom, así como para la Compañía Dominicana de Teléfonos –CLARO-.