Los 4 Mejores Amigos del Emprendedor

Los 4 Mejores Amigos del Emprendedor

Empieza solo el negocio que te apasiona; si lo haces, incluso cuando no quieras vender, venderás y seras un gran Emprendedor

La ilusión de manejar tu tiempo, ser tu propio jefe, decidir qué se va a hacer y cuándo, así como perseguir tu pasión, son de las ilusiones más grandes de hoy en día. Aunque me encanta provocar que más personas las persigan, también me gusta ser bien claro y explicarles a qué se enfrentan; es por eso que hoy quiero hablarles de los 4 mejores amigos del emprendedor, que no son más que habilidades o materias que, si quieres ser emprendedor o ya
lo eres, debes manejar muy bien para asegurar tu éxito. Así que aquí te presento a tus nuevos cuatro mejores amigos:

1. Ventas

Si tienes planes de abrir un negocio, ya tienes una pequeña firma, o estás desarrollando tu marca, sin importar que seas un ejército de un sólo hombre -o mujer- o que contrates a alguien para manejar estos detalles, vas a tener que vender, y quisiera que fueras haciendo las paces con esta idea. Desde hace ya un buen tiempo, me he dado cuenta de que vender es un concepto que está demasiado teñido de estigmas como el del miedo al rechazo y estereotipos como el de que si eres un vendedor, eres una persona que molesta o un necio . Al final, me he dado cuenta de que no es así. Quizás te rechacen mucho, eso es inevitable, ya que la venta es un juego de números, pero por ser vendedor no quiere decir que seas un necio. Puedes tranquilamente llegar a dominar el arte de vender con elegancia y ser agradable, de hecho, para mí esos son los mejores vendedores.

Ahora, la cruda verdad es que si vas a tener que vender, y tendrás que hacerlo siempre o casi siempre, por algo tan sencillo como que, en un negocio nada ocurre hasta que la venta no se da , debes dominar esta herramienta lo más pronto posible. Tan pronto como contrates una persona o varias para que vendan, si no estás vendiendo por tu lado ¿cómo le reclamarás a tu equipo? Hasta es posible que no llegan a su meta algunos meses, porque saben que su líder siente el mismo pánico que ellos ante la idea de vender.

• Solución: Empieza sólo el negocio que es tu pasión.; si lo haces, incluso cuando no quieras vender, venderás. Por ejemplo, si te gusta el béisbol, -la pelota- normalmente quieres hablarle de pelota a todo el mundo, y quieres decirle lo mucho que sabes y quieres compartirlo con todos. Esta, es una excelente similitud con el proceso de ventas.

2. Contabilidad

¿Para qué quieres jugar un juego donde no puedes llevar el marcador? O peor aún, ¿ver un juego en la televisión
cuando no sabes quién está ganando? Lo mismo pasa con la contabilidad. Si estás en un negocio y no sabes cómo vas, si estás ganando o perdiendo, puedes quebrar en cualquier momento.
Para no ser tan extremista, no saber cómo van los números, tampoco te permite saber si te toca sentirte bien o mal acerca de tu negocio, tampoco te permite saber cómo cerraste el mes pasado, ni planificar en base a la realidad; y ni hablar de saber qué pautas marcarle a tu equipo en tiempos de crisis.

• Solución: No tienes que volverte un Contador Público Autorizado, pero toma un curso de contabilidad. Mientras más sencillo, mejor. Lo que interesa aquí es que te adentres un poco en este mundo, para que al final del mes puedas leer el Estado Financiero de tu empresa de manera correcta, o mejor aún, hacer tú mismo el Estado. Luego de esto, podrás ir profundizando en los cursos de contabilidad que mejor apliquen a la realidad de tu empresa.

3. Impuestos o contabilidad impositiva: 

Ya he perdido la cuenta de la cantidad de personas que he escuchado decir que su contador(a) le hizo un lío y tiene un problema con la DGII, y aunque casi siempre es cierto, también lo es tu responsabilidad de saber qué hace tu contador y qué consecuencias monetarias tiene, cuando no envía la documentación correcta, deja gastos sin registrar, incurre en gastos que no se pueden presentar, entrega tarde los documentos, entre otros.

Entonces, no delegues todo el control y todo el poder en tu contador, ya que, aunque la función se puede delegar, la responsabilidad nunca se delega. Al final, es tu responsabilidad lo que se haya enviado, porque sigue siendo tu empresa.

• Solución: Ya tienes un contador, ahora empieza a utilizarlo. Este primer mes siéntate con él o ella por lo menos una vez por semana y pídele que te enseñe lo que está preparando para la DGII. También pídele que te de una lista de lo que necesita le entregues a tiempo todos los meses y pregúntale para qué requiere cada cosa. Toma estos próximos tres meses a tu contador para fines impositivos como un maestro. También puedes iniciar un curso de contabilidad impositiva, además de ir a la página de la DGII y descargar manuales de todo lo que debes saber para tributar correctamente. Han hecho un excelente trabajo con esto.

4. Liderazgo:

“Necesitarás formar un equipo más pronto de lo que te imaginas” y “sólo tienes el equipo que te mereces”. Estas, son dos frases que aún me sorprenden, y creo que es porque en mi caso aplicaron en un 100%. Una vez escuché a alguien decir que sólo puedes llegar más rápido, pero unido puedes llegar más lejo. Creo que esta es la frase que mejor explica por qué necesitarás liderazgo y equipos en tu empresa; si no lo haces, estarás condenándote a ser un auto empleado para toda tu vida y estarás limitando tu posibilidad de crecer, de agregarle valor y de hacer negocios con más y más personas.


El liderazgo también te permitirá adaptarte más fácil a los cambios, atraer a las personas correctas, exigirte a ti y a tu equipo lo mejor, aceptar los retos con paz, enfrentarlos y superarlos sin volverte loco y dejar huellas agradables a tu paso. Con el liderazgo tienes dos caminos, al momento de montar una empresa: te conviertes en un líder o te conviertes en un jefe.
 Inevitablemente, en uno de los dos te convertirás; la pregunta es en cuál. Y recuerda que los empleados no dejan a las empresas, dejan a los jefes.


• Solución: Toma uno o varios cursos de liderazgo. Busca cursos prácticos que te permitan y exijan probar tu estilo de liderazgo en la práctica y en la vida real. El liderazgo, como las matemáticas, entra por las manos. Otra cosa que puedes hacer es pedir a tus empleados o a los miembros de tu equipo que te evalúen de manera anónima, para que veas lo que la gente verdaderamente piensa de ti. Conoce los cuatro mejores amigos del emprendedor. Adelante, domínalos, que que de acuerdo a lo que he visto, son caprichosos y si no lo haces pueden convertirse 
rápidamente en enemigos.

por FÉLIX ROSA | coach@felixrosa.com

Puedes empezar en este link: Manual lo que debes saber antes de iniciar un negocio
http://www.dgii.gov.do/informacionTributaria



Coach financiero y creador de los programas de capacitación “Gimnasio Financiero” y “Finanzas 101”. Ingeniero industrial de profesión engresado de la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) con estudios asociados en Banca y Finanzas por la universidad de Tompkins Cortland Community College de Nueva York. Certificado como “Coach Élite” por la Word Coaching Corporation y como “Experto en oratoria y manejo de publico” y en “Liderazgo de alto nivel” por Go Group