¿Cómo Prepararte para el Retiro Laboral?

¿Cómo Prepararte para el Retiro Laboral?

Hay momentos en la vida en los que uno empieza a preguntarse ¿Qué será de mi cuando me toque retirarme o jubilarme? Esto despierta un mar de inquietudes y de angustias, al darnos cuenta de que no hemos planeado estratégicamente esa etapa tan crucial de nuestros años.

El retiro es considerado como un período importante en la vida, donde el jubilado puede dedicar ese tiempo en distintos quehaceres, desde relacionarse con sus allegados, extender su círculo de amistades, realizar actividades de ocio y esparcimiento, hasta emprender nuevos proyectos personales o empresariales de diferentes naturalezas.

Sin duda alguna, la vida es un continuo movimiento y aprendizaje, pero no siempre en ese continuo ir y venir, hacemos un alto para analizar qué haremos para tener un futuro asegurado, un retiro digno y sin preocupaciones.

Es importante plantearte la necesidad de organizar tu futuro en el presente, así como tu plan de jubilación, independientemente estés o no afiliado a un sistema de retiro privado o público. Esto, te permitirá ir hilvanando la tela de araña en la que descansarás cuando ya no puedas (o no quieras) seguir trabajando.

En nuestro país no hemos tenido, como en otros países, la cultura de pensar en ahorrar para nuestro retiro. Desde mayo del año 2001 entró en funcionamiento un Sistema de Pensiones bajo el Sistema de Seguridad Social, ofreciendo cobertura a asalariados, dominicanos residentes en el extranjero, trabajadores independientes y a grupos vulnerables, como los envejecientes, personas desempleadas y con bajos ingresos, con discapacidad y madres solteras. Actualmente solo funciona para los primeros grupos.

Pero, ¿está la mayoría de los dominicanos bajo la cobertura del Sistema de Pensiones? La respuesta es negativa. Por eso, es importante que pienses en planear tu propio retiro, aunque estés aportando al Fondo de Pensiones, porque como dice un refrán popular “A la vejez hay que buscarle cama con tiempo”, lo que significa que mientras seamos jóvenes y adultos con capacidad de producir dinero, tenemos que ahorrar lo suficiente para retirarnos con fondos que nos permitan vivir con tranquilidad.

Por Carlos Vargas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *