Search
Miércoles 18 enero 2017
  • :
  • :

El crédito

El crédito

El crédito, bien utilizado, puede hacer realidad un sueño que parecía inalcanzable

Llamamos crédito a un préstamo de dinero realizado a una persona o entidad, la cual, asume el compromiso de devolverlo con pagos recurrentes a través de cuotas previamente establecidas o de una sola vez. Con estos pagos se fija un interés que representa el costo que asumimos para poder disponer de este efectivo en el momento que lo necesitemos.

Utilizar correctamente el crédito y tener acceso a el, es de alta importancia para el desenvolvimiento de nuestro diario vivir. Es responsabilidad de cada ciudadano aprender a manejarse correctamente con los créditos, ya que bien utilizados, se traducen en mejor calidad de vida para las personas.

Un crédito negociado en buenos términos puede representar una vía para lograr nuestras metas o ayudarnos con algún imprevisto. De igual manera, un crédito mal utilizado es el camino rápido al desequilibrio económico, lo que puede llevarnos, sin retorno, a la quiebra. Una persona que no sepa manejarse adecuadamente con el dinero, debe saber que tiene un poderoso enemigo en sus manos.

Acceso al crédito

  • El crédito te brinda acceso inmediato a lo que podría llevarte meses o años adquirir
  • Es símbolo de desarrollo social y económico
  • Es una forma sencilla y práctica de realizar compras
  • Te permite hacer inversiones sin descapitalizarte

Tipos de crédito

  • Hipotecario: Es el que se otorga para la adquisición de una propiedad o para disponer de una suma de dinero para cualquier fin deseado, con la particularidad de que garantiza su devolución hipotecando un bien que podrá ser el mismo o no, a favor del acreedor. Normalmente son pactados para ser pagados dentro del mediano o largo plazo
  • Comerciales: Son montos de dinero que se otorgan a empresas para satisfacer sus necesidades, ya sean financieras, de adquisición de bienes, pago de servicios
    orientados a su operación o para refinanciar pasivos generados con otras instituciones y proveedores. Generalmente son pactados para ser pagados en el corto o mediano plazo (de 1 a 4 años)
  • Créditos al consumo: Es un monto de dinero que se otorga a personas para la adquisición de bienes o pago de servicios

Requisitos para acceder al crédito

  • Referencias comerciales de préstamos o créditos usados anteriormente
  • Justificación de ingresos, tanto actuales, como anteriores, lo cual, permite validar las fuentes de ingreso

 

El mejor uso del crédito

¿Cuándo es conveniente tomar un crédito?

Cuando se procura obtener bienes “grandes” -una casa, un auto, electrodomésticos y otros- mientras se lo está pagando. Se adelanta un bien deseado, difiriendo el pago del mismo -siempre que se pueda afrontar el pago

  • Cuando ocurren imprevistos: emergencias, crisis familiares, enfermedades inesperadas, oportunidades u ofertas únicas, etc. o en momentos en los que no se
    cuenta con el efectivo necesario
  • Para administrar todos los ingresos mediante un registro de gastos. Muchas veces las personas prefieren consolidar -unificar- su deuda, con el fin de tener un único crédito y así organizar mejor los pagos. Esto es recomendable siempre que se pueda afrontar el total de las cuentas, durante los meses que corresponda

¿Cuándo no es conveniente un crédito?

  • Cuando el crédito provoca que, debido a la facilidad y comodidad de uso, se gaste más de lo que le permite su capacidad de endeudamiento
  • Cuando el pago del crédito absorba los ingresos necesarios para el pago de otros gastos más esenciales
  • Cuando se cae en la tentación o en la necesidad de “vivir del crédito”, solicitando uno para pagar otro, de forma reiterada

El crédito no es un salario adicional, es un compromiso de pago que asumimos y como tal debe ser honrado

Es importante: 

  • Pagar en las fechas estipuladas y así evitar cargos adicionales por mora
  • Cuidar nuestro buró de crédito -historial crediticio-, ya que cuando dejamos cuentas pendientes, estas se reflejan en nuestro historial, impidiendo que recibamos nuevos créditos, cuando lo necesitemos
  • Un buen historial crediticio te brindará siempre mejores condiciones de negociación
  • Antes de firmar el contrato de crédito, lee detenidamente y preferiblemente con ayuda legal, así evitarás sorpresa

por ARTURO MARTÍNEZ| arturomartinez@revistamidinero.com.do

Patrocinado por:

Logo ALNAP v. horizontal