El Lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street

El Lobo de Wall Street – The Wolf of Wall Street

El lobo de Wall Street —cuyo título original en inglés es The Wolf of Wall Street— es una película de 2013 dirigida por Martin Scorsese, basada en las memorias del mismo nombre de Jordan Belfort. El guion fue escrito por Terence Winter y la película es protagonizada por Leonardo DiCaprio como Belfort, junto a Jonah Hill, Margot Robbie, Jean Dujardin, Rob Reiner, Kyle Chandler y Matthew McConaughey, entre otros. The Wolf of Wall Street es la quinta colaboración entre Scorsese y DiCaprio.3

La película cuenta la historia de un agente de bolsa de Nueva York, interpretado por DiCaprio, que se niega a cooperar en un caso de fraude de títulos que involucra la corrupción en Wall Street, el banco comercial e infiltración de la mafia.

La película comienza con un comercial de televisión narrado por Gene Hackman donde promueve la firma Stratton Oakmont. La escena corta a la sede de la misma compañía donde muchas personas andan drogadas y ebrias. Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) luego narra cómo logró tener una gran esposa, una gran mansión en Long Island, un gran Ferrari y volverse multimillonario.
El joven Jordan Belfort decide trabajar en Wall Street en la firma de Mark Hanna (Matthew McConaughey), el cual le aconseja sobre cómo vivir en Wall Street: las drogas, en especial la cocaína ya que según sus propias palabras: “mantiene el cerebro despierto y hace que logres teclear rápido”, masturbación, ya que según sus palabras: “La sangre fluye, consigue tácticas” y sexo con prostitutas.
Después de pasar su examen de aptitud, Belfort obtiene su licencia de corredor de bolsa, posteriormente pierde su puesto de trabajo: la compañía, L. F. Rothschild, para la que trabaja cae en quiebra después del conocido lunes negro.
Jordan, aconsejado por su mujer Teresa Petrillo (Cristin Milioti), acude a una pequeña compañía en Long Island que vende acciones de bolsa a pequeñas empresas dirigida por un hombre llamado Dwayne (Spike Jonze). Él decide aplicar sus conocimientos y gana muchísimo dinero. Tanto que llama la atención de su vecino Donnie Azoff (Jonah Hill), el cual decide dejar su puesto de trabajo y ser su ayudante.
Pronto deciden abrir su propia empresa de brokers: Stratton Oakmont. Y contratan a antiguos compañeros de Belfort y a conocidos de Donnie: Alden Kupferberg (Henry Zebrowski), un vendedor de carne y marihuana; Chester Ming (Kenneth Choi), vendedor de neumáticos y marihuana; Robbie Feinberg (Brian Sacca), vendía todo lo que llegara a sus manos; Nicky Koskoff (P. J. Byrne); y Brad Bodnick (Jon Bernthal), un vendedor de Metacualona. Pero Belfort dice que eran algo inadaptados: “Robbie Feinberg, le tomo 5 años terminar la secundaria; Alden Kupferberg, ni siquiera se graduó; Chester Ming, era un Chino depravado pero logró graduarse gracias al arte del Chamtzui; el más listo era Nicky Koskoff, él fue a la escuela de derecho, lo apodé Rugrat por su peinado”.
Stratton Oakmont no tarda en facturar mil millones de dólares, él es entrevistado por la revista Forbes y consigue un apodo: el lobo de Wall Street. Contrata, además, a sus padres Mad Max (Rob Reiner) y Leah Belfort (Brisa Lerma) como contables.
Pero, lejos de tener una vida ejemplar, Belfort y sus empleados organizan fiestas en las que el alcohol y las drogas no cesan. En una fiesta organizada en su mansión de la playa, Belfort conoce a la modelo Naomi Lapaglia (Margot Robbie) y se obsesiona con ella. Su matrimonio finaliza cuando su mujer le descubre siéndole infiel con la modelo y Belfort decide casarse con Naomi. Los años pasan, Belfort es adicto a drogas como la cocaína o la metacualona y se convierte en padre de dos hijos.

Una vez cumplida su condena, Jordan Belfort decidió dedicarse a dar conferencias para enseñar sus conocimientos de bolsa. Y todo empieza con una propuesta: “véndeme este bolígrafo”.