¿Qué debemos tomar en cuenta al elegir un seguro de viajes?

¿Qué debemos tomar en cuenta al elegir un seguro de viajes?

Asegurarte ante cualquier evento, es la posibilidad de dormir tranquilo, por ello vale la pena tomar la decisión de tener un seguro

Para muchos países, uno de los requisitos para entrar, es tener un seguro de viajes internacional y muchas personas piensan: ¿Es realmente necesario? y ante esta pregunta, su respuesta suele ser: ¡Yo no lo necesito! o ¡jamás me enfermo y no pienso hacer nada arriesgado!, ¡es un gasto innecesario!. Lo cierto es que estos pensamientos están totalmente alejados de la realidad. Este es, quizás, una de las principales herramientas de las que podemos hacer uso para evitar realizar un gasto inesperado y, por tanto, fuera de lo presupuestado.

Si eres de los que piensa de la manera anteriormente planteada, te recuerdo que un seguro de viajes no solo cubre gastos médicos, sino también algunos eventuales como por ejemplo, en caso de que por alguna razón tuvieses que suspender tu viaje inesperadamente, si te encuentras hospitalizado gravemente y alguien tiene que ir a cuidarte; ante estos casos, el seguro pagará el traslado y hospedaje de esa persona, e inclusive, si te robaran la cámara, celular o tu laptop.

Para mí, el asegurarte ante cualquier evento, es la posibilidad de dormir tranquilo, por ello creo que lo vale.

¿Cómo elegir un seguro de viajes y qué debe incluir?

  • Alta cobertura de tratamiento médico
    Muchas aseguradoras intentarán ofrecerte el seguro médico más barato, reduciendo la cobertura médica; sin embargo, nunca sabes qué puede suceder allá fuera, pues como reza un viejo refrán, “Somos hijos del destino”, sobre todo, si viajas a países en donde una noche en hospital puede ser igual a pagar la totalidad de la prima, o algo más.
    Es importante tomar en cuenta que los costos y planes de las coberturas médicas varían de acuerdo al destino elegido, por ejemplo, si viajas a Estados Unidos y Asia, las coberturas son más amplias que en Europa, debido a los elevados costos que acarrea la medicina; no obstante, imagina que en el peor de los casos tuvieras que ser intervenido de emergencias y entrar a cirugía, ¿tienes idea de cuánto podría llegar a costar eso? Es imprescindible que estés bien asesorado y orientado para cuando lo requieras.
  • Evacuación de emergencia y repatriación de restos
    Aunque hablar de la muerte es un tema no muy agradable, es una posibilidad que tienen todos los seres humanos, y no hay nada peor que estar en un país extranjero y que tus familiares no puedan recuperar tus restos, debido al costo. La repatriación de restos puede ser uno de los gastos más caros que hay, dependiendo del destino donde te encuentres, por esto, es sin duda alguna, necesario que puedas contar con esta cobertura en tu póliza. Muy importante que tengas en cuenta que la cobertura de repatriación no posea ningún tipo de límite económico ni geográfico y que además, pueda hacerse acompañado de un familiar sin ningún tipo de coste adicional.
  • Gastos asistencia médica o sanitaria
    Generalmente a las compañías les interesa más traer de vuelta al viajero para que reciba tratamiento aquí -que es más barato- ante cualquier percance grave, que correr con los gastos que se puedan generar en el país donde haya sucedido, por lo que las cantidades elevadas hay que tenerlas en cuenta en su justa medida, sobre todo, cuando viajamos a países con la sanidad muy precaria. Ante situaciones como esta, tener un seguro con mayor cobertura económica, nos ofrece ese colchón de seguridad, en caso de tener que utilizarlo.
  • Robo y daños materiales al equipaje
    Nada más desagradable que llegar a tu destino y comprobar que tu equipaje ha sufrido daños. O peor, ¡lo han robado!. Si tu seguro de viajes es el adecuado, tendrás cubiertos los gastos generados por la pérdida. Es una cobertura a tener en cuenta si vas a viajar a países donde puedan ocasionarte desperfectos o hurtos en tu equipaje.
  • Responsabilidad civil y seguro de accidentes
    ¿Qué ocurre si no somos nosotros los que hemos sufrido el percance? También es fácil que seamos nosotros los que provoquemos un percance y sea otra persona la perjudicada. Aquí es donde entra la cobertura para los gastos legales y de responsabilidad civil legalmente exigibles por daños y perjuicios a terceros, provocados por un accidente ocurrido durante el viaje, que originen una denuncia o reclamación contra ti, por determinadas causas recogidas en la póliza de tu seguro.
  • Viaje de deportes y aventura
    En este caso es importante saber si tu seguro dispone de coberturas que te protejan de accidentes ocurridos durante esta travesía o se lavarán las manos ante cualquier eventualidad.
  • Condiciones de póliza
    Tenga en cuenta, leer la letra pequeña del contrato, para comprobar si determinadas dolencias o enfermedades quedan excluidas del seguro, ante cualquier accidente o percance la suma asegurada, es decir, el dinero que te van a pagar por cada una de las coberturas anteriores, más las no mencionadas en este escrito, varía dependiendo de las condiciones, por eso es importante, no solo revisar qué cubre, sino también en qué casos puedes hacer uso de estas coberturas.

Para hacer reclamaciones, lo mejor es que tengas la mayor cantidad de documentación posible, pues esta te ayudará a justificar el evento a reclamar. Guarda tus comprobantes e intenta escanearlos y mantener también el recibo físico. Ten siempre en cuenta que las aseguradoras no te darán cobertura para los padecimientos o enfermedades preexistentes, es decir, aquellas que tuvieras antes de salir de viajes y que la póliza que elijas determinará qué tipo de actividades y\o atributos tendrías para con esta.

En estas vacaciones, si vas a mandar a tus hijos fuera del país, es recomendable que utilices un seguro de vacaciones. En el caso de que lo pongas en un campamento local, te recomendamos evaluar el “Plan de Campamento de Verano” de Seguros Vivir.

Por: Ramón Abreu | rabreurodriguez@gmail.com

Gracias  a :

logo seguros vivir