Search
Domingo 26 Febrero 2017
  • :
  • :

Elegir una carrera… ¿Por dinero o por vocación?

Elegir una carrera… ¿Por dinero o por vocación?

No existen las buenas ni las malas decisiones; todo depende de lo que cada persona busque y de cuáles sean sus expectativas, ¿Por dinero o Vocación?

Cada vez es más frecuente escuchar a los jóvenes comentar sobre la complejidad que representa elegir una carrera para estudiar. Muchas veces la pasión de hacer algo que nos gusta, se ve opacada por la realidad económica, y no solo por la escasez que muchas veces nos limita los sueños, sino también porque entendemos que hay oficios o profesiones que no nos generan los ingresos que ansiamos tener en nuestro futuro.
Y así, hallamos personas cuya prioridad es encontrar un espacio que les de prestigio a nivel social; gente que busca una profesión que les dé dinero para tener determinadas comodidades y estilo de vida, mientras que otros se inclinan por encontrar una actividad que disfruten y sientan como su verdadera vocación.

Es necesario comenzar aclarando que, en este aspecto no existen las buenas ni las malas decisiones; todo depende de lo que cada persona esté buscando y de cuáles sean sus expectativas y de hasta dónde la elección se adapte a todo esto.

Elección por motivos económicos

La elección de una carrera únicamente por cuestiones monetarias, suele deberse a alguna de las siguientes alternativas. La persona:

  • Está habituada a un determinado status socio-económico y quiere conservarlo
  • No ha sentido algunas carencias de esta índole y enfoca su futuro en la satisfacción
    de las mismas
  • No puede resolver su elección vocacional, por lo que se centra en una reflexión menos profunda, a fin de no tener que afrontar otros factores

Usualmente, el tipo de decisiones basadas únicamente en un proyecto de ganancias materiales es bastante difícil de ser modificado. Quienes optan por esta opción, casi siempre se han visualizado viviendo en un cierto entorno en el futuro con determinadas comodidades.

Desde nuestra función de orientación vocacional, en estos casos no buscamos persuadir al futuro estudiante para que no elija una determinada carrera, sino para que pueda pensar en todas las ventajas y desventajas que tiene elección.
Asimismo, queremos que vea las diferencias que existen entre lo imaginado y lo real; entre lo deseado y aquello que el mundo laboral le propondrá. O sea, existe la posibilidad
de que todo resulte tal como lo imaginaron, y existe la posibilidad de que los obstáculos sean mayores a los pensados.
Lo que sí buscamos es que no sea una elección que se dé por sentada, sino que, en caso de estar lo económico en la cima de sus prioridades, lo tenga presente como tal.

El éxito: ese objetivo que buscamos alcanzar

A fin de llegar a una decisión coherente contigo mismo, lo importante es que puedas pensar cuál es tu idea de éxito, con qué cosas crees que serías feliz a nivel laboral. También es necesario que consideres que quizá tu primer año laboral no sea tal como lo soñaste y deberá transcurrir un tiempo, hasta que puedas comenzar a alcanzar las metas que te propusiste. Entre la fantasía que propone la cabeza y el mundo de oportunidades reales, suele haber una diferencia que es necesario atravesar en algún momento. Pero, como bien enseña Viktor Frankl, en su libro “El hombre en busca de sentido”, todo es más
fácil y más claro cuando se tiene un sentido, un horizonte que hemos escogido y que sirve de guía.

Algunos profesionales comentan por qué su elección…

Armando Rodríguez: “Vocación. aunque también por dinero, porque indagué con egresados sobre el futuro profesional y económico de mi carrera y hasta ahora a ellos les ha ido muy bien”.

Juan Sebastián: “Siempre me he sentido atraído por las letras, la música, la producción
de radio, y la imagen, así que fue por vocación mi decisión de estudiar comunicación”.

Valeria Cruz: “Por vocación y por los ingresos que me pueda representar en el futuro. Me
gusta mucho la carrera, y en mi familia a los odontólogos les ha ido muy bien económicamente, pero uno se da cuenta que no es tan fácil ubicarse”

Toma en cuenta siempre que, como reza un viejo refrán, lo más importante es encontrar un oficio que te guste, así nunca sentirás que estás trabajando.

Por: Valentina Villanueva | valentinavillanueva@revistamidinero.com.do 

Fuente: Desarrollarme.com , Lapatria.com