6 Errores de la Planificación Financiera

6 Errores de la Planificación Financiera

No determines las metas financieras del año completo; empieza por tus metas del primer trimestre y evalúa paulatinamente tu progreso

Pregúntale a una persona a principios de año ¿qué tantas metas puedes lograr en un año? y hazle la misma pregunta en noviembre de ese mismo año. Verás que las respuestas serán totalmente diferentes. Pero, ¿qué hace que esto suceda así? ¿Qué es lo que nos condiciona a que en algunos momentos pensemos con total abundancia y en otros con total escasez? Estos son solo errores de la planificación financiera no estructurada.

El 2018 ya llegó, y se encienden nuestros deseos de planificar el mejor año de nuestras vidas. Aquí te presento 6 cosas que debes evitar para asegurarte de que así sea.

  1. No persigas metas financieras abrumadoras

Si deseas, no determines las metas financieras del año completo; empieza mejor por tus metas del primer trimestre. ¿Qué quiero conseguir financieramente hablando entre enero – marzo 2018? ¿Cuáles pasos puedo tomar antes de que se acabe el año? ¿Qué acciones puedo iniciar recién termine de leer el artículo?

Las metas abrumadoras y gigantescas a veces nos dan tanto miedo, que ni siquiera queremos comenzarlas.

  1. No seas impreciso

Busca que tus metas sean S.M.A.R.T.

  • Específicas
  • Medibles
  • Alcanzables para ti
  • Realistas orientada en el tiempo
  • Orientada en el Tiempo
  1. No te pongas metas que de todas formas iban a darse

“Aportar el año completo a mi AFP”. “Pagar mis préstamos todos los meses”. Este tipo de metas sólo sirve para engañarnos a nosotros mismos y cumplir requisitos.

Estas son metas que pasarán de manera obligatoria en tu vida. Las metas de este tipo no te harán crecer en lo más mínimo, ya que no requieren que hagas nada fuera de lo normal para lograrlas. Aunque no sean metas abrumadoras, busca metas que igual te reten.

  1. No persigas tus metas financieras solo

Rebajar y ahorrar es muy aburrido, si se hace solo. Sin embargo, cuando agregas un poquito de competencia sana y de apoyo moral, es como si la meta cobrará vida. Contar con un apoyo no solo le da sabor al camino, sino que también eleva tus niveles de responsabilidad y de vergüenza, ante no lograr la meta o no ir progresando como deberías.

 

  1. No esperes que se acabe el año para revisar cómo vas

Esto es fundamental. Veámoslo con un ejemplo: Estamos en diciembre 2018, ¿cuándo fue la última vez que sacaste tu libreta de metas año 2017 y revisaste como ibas? ¿Cuáles metas no estaban anotadas en una libreta? ¡Ah! ¿Tampoco estaban anotadas? ¡Oh qué bien!

Espero que esto nunca te pase a ti. Pero, por favor, este año no se lo dejes a la cabeza y revisa tu progreso o tu revés por lo menos cada mes y medio. Puedes hacerlo con tu pareja o compañero, si deseas.

  1. No te pongas metas sin antes alinear el norte financiero de tu pareja o de tu familia

Esta es muy triste. ¿Te imaginas en una expedición al Pico Duarte, trepando la montaña equivocada? No sólo te cansarás más, sino que posiblemente no te des cuenta de que estás en la montaña equivocada hasta que no llegues a su cima. Después de ahí, vas a tener que bajar de nuevo y empezar a subir la montaña correcta. ¿Verdad que suena cansón?

Esta analogía sería lo mismo que te puede suceder si no te preocupas primero por definir un norte, un puerto, o un destino financiero en común, ya sea para ti, tu pareja, tu familia,
o tu empresa.

El norte común permite pasar cada meta que te pongas por un filtro, el cual, determinará si estás acercándote o alejándote de ella.

por Félix Rosa | felixrosa@gmail.com

@coachfelixrosa 

 



Coach financiero y creador de los programas de capacitación “Gimnasio Financiero” y “Finanzas 101”. Ingeniero industrial de profesión engresado de la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) con estudios asociados en Banca y Finanzas por la universidad de Tompkins Cortland Community College de Nueva York. Certificado como “Coach Élite” por la Word Coaching Corporation y como “Experto en oratoria y manejo de publico” y en “Liderazgo de alto nivel” por Go Group