Search
Miércoles 18 enero 2017
  • :
  • :

La Cocina, Mi hijo y Yo

La Cocina, Mi hijo y Yo

“Es más fácil mantenerlo de ropa que de comida”, ese refrán tiene sentido para los padres de hijo y jóvenes, y como madre de un adolescente “bien papea’o”, este dicho tiene especial significado para mí.

Todos sabemos que el factor alimento, o “la compra” como la conocemos, ocupa una parte enorme del presupuesto familiar. Y así, como es la naturaleza de la vida,
en los últimos tiempos todo ha aumentado y el supermercado se ha vuelto el verdadero hogar del terror.

Personalmente, en los últimos meses he tenido que tomar medidas drásticas para poder compensar algunas decisiones económicas no muy acertadas y quiero compartirte algunas aplicaciones prácticas que he tomado, como madre y cabeza de familia, para ayudarnos a compensar el gasto en el mercado:

  • Hacer consciente a mi hijo de cuál es la situación familiar. No me refiero a hablar cuando se está agobiado, hay que hablar con números, tranquilos, positivos, pero enfrentarles a la realidad que se está viviendo. ¡Quién sabe!, pueden proporcionarnos soluciones que no se nos ocurrirían.
  • Una vez al tanto, vienen las aplicaciones prácticas explicándoles que no es necesario poner dos rebanadas de queso al pan si una es más que suficiente, que no se sirva más jugo del que se vaya a beber, y de que se debe estar dispuesto a comer una comida que quizás no sea la que más le guste, porque no existe la posibilidad de hacer un menú para cada quien en la casa. Tranquilo, que quizás en la próxima usted será el complacido y otro el que se sacrifique.
  • Me ha funcionado mucho que me acompañe al supermercado. Con el celular en la mano y la calculadora desplegada, le comento a mi hijo cuál es el monto  destinado para la compra y pasillo tras pasillo voy “cantándole” los precios, mientras él va restando. ¡Éxito total!, ahora él está más que dispuesto a prescindir de la marca de cereal que añoraba por otra alternativa más económica ¡y lo decidió solito!
  • Mientras estamos en el supermercado, le voy enseñando porqué elijo tal paquete de carne, porque entre dos paquetes de zuccini aparentemente iguales tomo el que cuesta unos centavos menos y le pido que me ayude a decidir entre un producto y otro. De esta manera, voy creando consciencia en él y le voy enseñando algunas lecciones de economía práctica
  • Con este nuevo conocimiento, ya puedo enviarlo de vez en cuando a comprar algo de último minuto. Y como por regla general, no voy al súper sin lista, si por alguna razón tengo que enviarlo a comprar alguna cosa porque no hay de nada en la casa, trato de que sean cosas que de todos modos se van a comprar.
  • En cuanto al menú, he tratado de rescatar algunas recetas tradicionales y rendidoras, que sirvan de desayuno y cena, de esta manera no hay que ir de compras sin haber agotado todo en el hogar.

 

RECETA: Pan de maíz con queso cheddar

Preparación: 15 minutos Cocción: 60 minutos Porciones: 8
Ingredientes:
2 1/2 Tazas de harina multiuso
2 Cdas de polvo de hornearreceta-pan-maiz-cheddar

1 Cdita de sal
1 Cda de azúcar
1 1/2 Taza de queso cheddar rallado
1 Taza de maíz dulce (puedes completar una taza con los
granos de una mazorca)
1/2 Taza de puerro, del grueso, picado en rodajas finas

2/3 Taza de aceite de oliva
1 Taza de leche
2 Huevos

Preparación:
Precalienta el horno a 350° Fahrenheit (180° Celsius). Engrasa un molde rectangular para panes o terrinas, preferiblemente anti adherente. Cierne la harina con el polvo de hornear , la sal y el azúcar. Añade el queso rallado, el maíz dulce y el puerro. Combina. En otro recipiente integra el aceite de oliva, la leche y los huevos.
Incorpora a la harina y al resto de los ingredientes. Mezcla bien. Incorpora en el molde y hornea por una hora aproximadamente o hasta que al introducir un palillo este salga limpio. Deja refrescar y corta en rodajas.

por sagrario matos | www.sagrariomatos.com | sagrario@sagrariomatos.com