La Etiqueta: Información importante al alcance de las manos

La Etiqueta: Información importante al alcance de las manos

La etiqueta es el mecanismo utilizado por el fabricante para dar informaciones relevantes al consumidor sobre su producto. Esta puede ser parte del empaque o estar adherida al producto. En derecho de consumo, es una herramienta útil para la búsqueda de información sobre el producto, que permite al consumidor proteger su salud y sus intereses.

La Ley General de Protección de los Derechos del Consumidor, No.358, del año 2005, establece en su artículo 33 que el consumidor tiene derecho a “Recibir de los proveedores, por cualquier medio de mensaje de datos, Internet, servicios de mensajería, promoción o cualquier otro medio análogo, una información veraz, clara, oportuna, suficiente, verificable y escrita en idioma español sobre los bienes y servicios ofrecidos en el mercado, además sobre sus precios, características, funcionamiento, calidad, origen, naturaleza, peso, especificaciones en orden de mayor contenido de sus ingredientes y componentes, que permita a los consumidores elegir conforme a sus deseos y necesidades, así como también cualquier riesgo que eventualmente pudieren presentar”. Este derecho pasó a formar parte de los derechos constitucionales en el año 2010.  En el caso de los productos pre-envasados, gran parte de la información a la cual hacen referencia estas legislaciones, puede encontrarse en el etiquetado y está regulada por la Norma Dominicana 53 (NORDOM 53), del Instituto Dominicano de la Calidad, Indocal.

Todo derecho acarrea una responsabilidad correspondiente

¿Qué debemos encontrar en una etiqueta?

  • Nombre: que se refiere a la naturaleza del producto, como por ejemplo, cereal, chocolate u otros
  • Lista de los ingredientes: permite al consumidor identificar lo que realmente está comprando
  • Contenido neto y peso escurrido: que deberá ser expresado en unidades del Sistema Internacional -SI-. Este sistema utiliza como unidades de medida: para longitud, el metro; para masa, el kilogramo; para volumen, el litro
  • Nombre y dirección del fabricante y/o importador del producto: para saber a quién recurrir en caso de reclamación
  • Registros industrial y sanitario: expedido por las entidades gubernamentales correspondientes, cuando se ha comprobado que el producto cumple con los requerimientos en materia de calidad, estado, entre otros, para ser distribuido en el mercado
  • País de origen: identifica un producto como originario de localidad, cuando la calidad, reputación u otra característica del mismo sea atribuible. Esto ofrece información más precisa para la protección del consumidor
  • Número de lote: que permite diferenciar un determinado conjunto de productos en una producción
  • Instrucciones para el uso: para el mejor aprovechamiento del bien
  • Fecha de vencimiento: que hace referencia al fin del período de garantía de calidad que ofrece el fabricante
  • Instrucciones de conservación: indicaciones para mantener la calidad del producto hasta su vencimiento

La Norma establece que los datos deben estar claros, visibles y han de ser fáciles de leer por el consumidor. Además, enfatiza que deben estar escritos en español. Dispone, asimismo, que cuando el idioma original de la etiqueta sea diferente, se podrá agregar una etiqueta complementaria que contenga con exactitud toda la información reglamentaria, traducida al español.

¿Qué información importante me ofrecen las etiquetas de los juguetes? La edad para la cual están diseñados, las medidas de seguridad, garantía y las advertencias.

¿Al comprar electrodomésticos, qué información debo buscar? Las características del equipo, instrucciones de instalación y uso, mantenimiento y la garantía.

Así las cosas, y tomando en cuenta que al comprar disponemos de nuestros -pocos o muchos- recursos, es importante dedicar tiempo a la lectura reflexiva de la etiqueta y utilizar la información que suministra a nuestro favor, ejerciendo así un consumo responsable. La recomendación que hacemos, es enseñar esta práctica desde temprana edad, para que nuestros hijos cultiven buenos hábitos y contribuyan con su salud física y económica, en el presente y en el futuro.

Por Sorilenny Custodio | www.proconsumidor.gob.do