Search
lunes 25 septiembre 2017
  • :
  • :

¿LA FELICIDAD DEJA DINERO?.

¿LA FELICIDAD DEJA DINERO?.

Planeta Feliz, reafirma el hecho de que, debemos vivir de acuerdo a las posibilidades y recursos disponibles y no vivir de las apariencias, evitando así tener un presente lleno de lujos y un mañana lleno de deudas y angustias y es donde nos preguntamos si la felicidad deja dinero.

La felicidad es el objetivo primitivo del ser humano; sobrepasa barreras de edad, culturas y épocas, ¿Se puede ser feliz sin dinero, la felicidad deja dinero?. De una u otra forma, todos buscamos de ella y esto es lo que nos hace humanos. No obstante, ha sido complejo ubicar dónde se encuentra, debido a su subjetividad. La misma varía de acuerdo a los gustos y preferencias de cada individuo, por tanto, no existe una receta absoluta hacia la felicidad, lo que significa, querido lector, que es usted el responsable de su propio bienestar.

Existen varios puntos generales que todos tenemos en común para conseguir la anhelada felicidad. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), a través de su programa Índice de Mejor Vida, ha identificado varios de estos puntos, en los que de manera particular, las finanzas se ven involucradas:

  • Vivienda: Las condiciones del hogar y los gastos que conlleva el mismo
  • Recursos: El dinero, los bienes y recursos no financieros
  • Empleo: Salario, las condiciones y la estabilidad del trabajo
  • Comunidad: Las conexiones que tienes con tu entorno, ya sea la familia, amigos, vecindario, entre otros
  • Educación: Tiempo y calidad del grado de formación y las habilidades que has obtenido para tu desarrollo
  • Medio ambiente: La calidad y disponibilidad de los recursos naturales
  • Compromiso cívico: Participación, directa o indirecta, en actividades que hagan de la sociedad y el país un lugar mejor, en un ambiente democrático
  • Salud: El estado del cuerpo y mente para realizar actividades cotidianas
  • Satisfacción de la vida: El grado de complacencia que has llevado a través de los años
  • Seguridad: Nivel de asaltos, homicidios u otros actos delictivos ocurridos en el entorno
  • Balance trabajo-ocio: Proporción de tiempo y calidad desempeñado en ambos renglones

La OCDE ha evaluado el programa recopilando de acuerdo al nivel de importancia que las personas otorgan a cada una de estas necesidades, y resulta que los dos puntos más valorados, son la salud y satisfacción de la vida.

Sí, el dinero importa, pero no tanto como la salud o el bienestar, puesto que este es solo una herramienta y no un fin, además, debe ser producido y utilizado de una manera sostenible; es por esto que el Índice de Planeta Feliz busca medir el grado de eficiencia de la felicidad a través del mundo, para que podamos ser felices hoy, pero también mañana.

En base a la ideología de Planeta Feliz, se reafirma el hecho de que, debemos vivir de acuerdo a las posibilidades y recursos disponibles y no vivir de las apariencias, evitando así tener un presente lleno de lujos y un mañana lleno de deudas y angustias.

El dinero y su relación con la felicidad

A través de los medios de comunicación, principalmente, hemos aprendido que el dinero da la felicidad. Sin embargo es al revés. ¿Qué? Si, al revés, es decir, la felicidad da dinero. Al menos esto concluye un estudio realizado por los economistas ingleses Jan-Emmanuel de Neve y Andrew Oswald. Los mismos estudiaron a miles de jóvenes estadounidenses en varios escenarios prácticos, con el fin de saber cómo la satisfacción en sus vidas influía posteriormente en los recursos que obtendrían en un futuro, sin dejar atrás aspectos como educación, salud, factores genéticos, coeficiente intelectual, autoestima y la felicidad en el momento.

Los resultados que obtuvieron fue que el grado de afectos positivos, la complacencia con sus logros, hasta entonces, los motivaba a seguir creciendo y retándose de manera personal. Esto los llevó, años más tarde, a obtener ingresos más altos, comparados con personas de circunstancias semejantes. No se trató de sus capacidades, sus habilidades innatas o su aspecto físico, sino de su actitud ante los desafíos.

Incluso, el efecto que tiene la felicidad sobre los ingresos es más alto que los ingresos sobre la felicidad. Esto lo podemos ver en los colegios, cuando cada niño o joven se destaca en las materias que más les gustan; lo vemos en nuestro trabajo, con el compañero que le apasiona lo que hace y luego es el que obtiene ascensos a mejores puestos; también en los negocios con los vendedores que creen en los productos que promueven, entre otros ejemplos que usted conoce.

Promover tu felicidad

Para ser felices debemos hacer lo que nos gusta. No se trata solamente de buscar un empleo que nos guste, sino realizando actividades que nos hagan felices, acorde a nuestro presupuesto, que bien puede ser caminar por un parque, hablar con un ser querido, sonreír; ¿el costo? Prácticamente cero; ¿el beneficio? Bastante.

Así como los gobiernos miden su nivel de Producto Interno Bruto, y se estresan con este para saber la cantidad de dinero que están produciendo, pues también pudieran medir qué tan largas vidas felices sustentables producen -lo cual, realiza el Índice de Planeta Feliz-. Así como usted está pendiente de sus ingresos y sus gastos y se estresa con estos, pues también pudiera estar pendiente sobre qué tan feliz se encuentra, tanto en lo laboral como en el ocio y así, a medida que haga las cosas con mejor entusiasmo y actitud, podrá notar que todo fluirá mejor. No es fácil, pero nada que valga la pena lo es.

En definitiva, la felicidad siempre tiene una estrecha relación con el dinero, por ello, debes aprender a manejarte financieramente, evitando un mal manejo de tus ingresos y presupuesto, lo que te ayudará a tener un balance entre lo económico y emocional, por consiguiente, serás mucho más feliz.

por MARLON GRACESQUI | marlongracesqui@gmail.com

También puedes leer:

Vivir de las Apariencias hoy: ¿Y mañana qué?

¿De verdad necesito tantas cosas para vivir hoy en día?