Search
sábado 23 septiembre 2017
  • :
  • :

La importancia de saber decir “NO” de cara a las Finanzas

La importancia de saber decir “NO” de cara a las Finanzas

Es de suma importancia saber cuando debemos decir  “NO”, sobre todo, de cara a nuestros movimientos financieros

Hay que tenerlo claro: es importante aprender a decir no en determinados momentos, de lo contrario, perderíamos el control de nuestra vida y nos llenaríamos de rabia por no hacer lo que en realidad queremos. Quizás alguien pueda pensar que decir no es de personas malas y que así estamos siendo desagradables; pero es necesario, por momentos, saber establecer límites y no ceder ante manipulaciones y chantajes emocionales de algunas personas.

El tema en cuestión es, tener la capacidad y seguri­dad en sí mismo para poder decir no cada vez que sea necesario.

No se trata de ser un egoísta que ignore las nece­sidades de los demás, sino de encontrar un equilibrio entre dos extremos igual de malos: decir siempre que sí y decir siempre que no.

Los derechos de los demás son tan importantes como los nuestros; por eso, hay que intentar ser asertivos y determinar en qué momento de­bemos negarnos y en qué momento podemos que decir que sí y aceptar el requerimiento de otros.

Es de suma importancia manejar oportunamente los “NO”, sobre todo, de cara a nuestros movimientos financieros. Muchas veces, nos vemos seriamente perjudicados por miedo a quedar mal y a no dar una respuesta concreta acerca de préstamos y otros requerimientos con los que usualmente somos bombardeados.

Anexo te compartimos algunas situaciones que a menudo se nos presentan y te presentamos una forma concreta y adecuada de decir que no.

Debemos olvidar el miedo y la sensación de culpabilidad al negarnos en una situación determinada

Formas correctas de ayudar:

Situación: Tienes un trabajo que te brinda excelentes ingresos y que te permite tener ahorros disponibles, tu tío, a quien quieres como a tu papá, te solicita prestado para resolver situaciones que se le presentan constantemente.

Respuesta sugerida: Puedes decirle que este dinero lo estás guardando para utilizarlo como el inicial de un apartamento. Explícale a este, además, la importancia de organizarse finan­cieramente y de guardar para el momento de su retiro.


Situación: Tu hermana menor (pero ya mayor de edad) vive contigo y se dedica exclusivamente a estudiar; sin embargo, notas que se pasa toda la mañana durmiendo, que sus clases empiezan siempre a partir de las 6:00 p.m. y llegado el momento de pagar la universidad, te pide prestado para completar el monto a pagar.

Respuesta sugerida: Sentarte con ella, aconsejarla sobre la importancia de que se vuelva independiente, motivarla a que realice un buen Currículum Vitae y luego ayudarla a que lo distribuya efectivamente entre amigos y relacionados. Ayúdala, pero adviértele que será la última vez.


Situación: Tu primo-hermano está recién divorciado y necesita un nuevo lugar donde vivir. A manera de sorpresa te pide vivir en tu casa hasta que consiga un nuevo lugar donde vivir.

Respuesta sugerida: Ofrecer un espacio por tiempo limitado y explícale que esto es debido a las restricciones que tienes con el espacio y el presupuesto. Asígnale un monto de contribución para gastos del hogar durante el período que viva contigo y déjale muy claro hasta el día que se puede quedar.


Situación: La empresa donde trabajas hizo una fuerte reducción de personal y tú fuiste despedido. Justo cuando recibiste el dinero de la liquidación, tu tía Margot te pidió prestado un dinero para sobrepasar la situación difícil que tiene su tienda de carteras. Esta prometió devolvértelo en 5 meses.

Respuesta sugerida: Explícale que el dinero que tienes disponible no correspon­de a un bono por desempeño, sino más bien un fondo que te permitirá cubrir los gastos de los meses en los que estarás desempleado. Lamentablemente no puedes prestárselos en este momento.


Situación: Fuiste elegido como empleado del año y recibiste un reconocimiento público entre todos tus compañeros, el cual, estuvo acompañado por una compensación económi­ca de RD$50,000. Justamente el día próximo a la premiación, tu compañera de trabajo recuerda que no pagó la cuota del seguro del vehículo y que ya no le queda efectivo para pagarlo; ante dicho aprieto, decide pedirte prestado para ponerse al día.

Respuesta sugerida: Puedes decirle que tu quincena ya está agotada también y que el dinerito que recibiste lo estarás utilizando para aperturar un Certificado de Depósito.


Situación: Tu mejor amiga está endeudada, no tiene ingresos fijos y te pide que seas su garante en el alquiler de un apartamento.

Respuesta sugerida: Jamás te ofrezcas a ser garante de nadie. En caso de que te lo pida directamente, tu deber es explicarle que por política familiar han decidido no ser garante de nadie y delicadamente dile que no.

por VALENTINA VILLANUEVA |valentinavillanueva@revistamidinero.com.do  

fuente: lamenteesmaravillosa.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *