Search
Viernes 24 Febrero 2017
  • :
  • :

Que las emergencias no acaben con tus ahorros

Que las emergencias no acaben con tus ahorros

Es vital tener dinero apartado para protegerse de imprevistos. Sin embargo, si no se cuenta con una adecuada organización podría sufrir de la pérdida de sus ahorros

Los gastos imprevistos pueden arrasar con las finanzas de cualquier hogar. Es común escuchar a cualquier taxista, cuyo ingreso depende de que su carro esté operativo en la calle, hablar de que cuenta con un fondo para financiar cualquier reparación inesperada de su vehículo, pues no puede exponerse a quedarse inactivo mucho tiempo.

Sucede con frecuencia también que se ha estado ahorrando para un concierto o un viaje y de pronto hay que cancelarlo porque se presenta una emergencia. A muchos les ha ocurrido. Por eso, aunque ahorrar es básico para alcanzar las metas personales, también es importante tener dinero apartado para protegerse de imprevistos y evitar que estos trunquen los planes de la familia.

He aquí algunos consejos para evitar situaciones como las descritas anteriormente. La clave está en dividir el ahorro en tres diferentes rubros:

  1. Ahorro para metas: son los recursos destinados a nuestros objetivos, y su principal característica es que tienen un plazo y monto específicos. Puede que estés ahorrando para adquirir un bien, hacer un viaje o financiar estudios superiores. Es ideal que este dinero sea invertido en algo acorde al tiempo en que requeriremos usarlo, para que así sea más fácil llegar a nuestro objetivo.
  2. Fondo de emergencias: su objetivo es cubrir cualquier imprevisto que nos pueda suceder. Por ejemplo, si se daña la computadora, una reparación del carro o un accidente. Es muy importante que el fondo de emergencias se use solo para emergencias, porque a veces vemos algo que nos gusta y usamos ese dinero para comprarlo, o con eso hacemos pagos de servicios domésticos o créditos -que no son emergencias- y cuando ocurre algo urgente no tenemos con qué enfrentarlo.
  3. Ahorro para el retiro: es lo que asignas para la vejez. Aunque se vea muy lejano, ahorrar para ese momento es muy importante, así como hacerlo desde ahora, ya que entre más joven empieces a ahorrar para tu retiro, con más fondos contarás. ¿Por qué? Por el simple hecho de que al tener mayor tiempo para hacerlo la cantidad que requerirás es menor, además de que los rendimientos también suman a tu ahorro.

Se saca en conclusión que para que las metas del hogar no se vean amenazadas es muy importante estar prevenido para las emergencias. Los expertos recomiendan tener ahorrado de tres a seis meses de los ingresos.

Si le parece un monto muy alto, no se preocupe. No lo tiene que reunir todo en un mes: vaya ahorrando poco a poco hasta lograr la cantidad deseada y, si llega a usarlo todo, empiece a guardar dinero de nuevo.

Fuente: www.gestion.pe

Foto: Freepik