Ley de Emprendimiento en República Dominicana

Ley de Emprendimiento en República Dominicana

La ley de emprender es lanzarse a un mundo desconocido, asumiendo riesgos y apostando al éxito

Tanto en República Dominicana, como en  todas las economías del  mundo,  las pequeñas y medianas empresas -Pymes- tienen particular importancia, no solo por sus aportes a la producción y distribución de bienes y servicios, sino también por su gran potencial como generador de empleos.

Por sus características, las pymes poseen mayor flexibilidad para emprender e incorporar proyectos innovadores al mercado. Sin embargo, en ese momento, donde se cuenta con una gran idea innovadora, un nuevo servicio y/o producto que ofrecer, nos encontramos con el punto determinante de realizar o no el emprendimiento. Y es que, por la falta de financiamiento o de políticas reguladoras que favorezcan el crecimiento y sostenimiento de dichas ideas, o por falta de capital y/o capacitación, muchos no pueden sumarse a las filas de los emprendedores.

Frente a este escenario, el actual Alcalde para el Distrito Nacional,  Miguel David Collado, el mes de noviembre del año 2011, mientras fungía como congresista, presentó la posibilidad de la creación de normativas y regulaciones que fomenten el crecimiento y lanzamiento de mipymes; solicitud que fue bien valorada y conocida como “Ley de Emprendimiento (Régimen Especial para el Fomento de Creación y Formalización de Empresas). Dicha ley fue  acogida en la Cámara de Diputados el 10 de noviembre del 2015 y por el Senado el 21 de junio 2016.  Solo falta ser evaluada por el poder ejecutivo para su  promulgación (La cual esperamos por minutos).

Esta ley que trae consigo excelentes beneficios que todo emprendedor debe conocer y manejar.

Objetivo de la ley

Entre otras cosas, esta ley busca promover la cultura emprendedora, la reducción de los requisitos y exigencias, reducción de los  costos elevados y pasos burocráticos para creación formal de la empresa; promoviendo de esta forma, empresas transparente y físicamente responsables. Un avance  de ello lo tenemos ya con la creación de la ventanilla única de  formalización -Formalizate.gob.do-.

Asimismo, la ley promueve capacitación y seguimiento por medio de centros de capacitación,

-Centro PYMES, incubadoras de negocios- que se esforzarán para capacitar de manera práctica a los nuevos empresarios. Esto funcionará de la mano de empresas privadas y de empresarios veteranos, que con sus testimonios ayudarán e impulsarán a los nuevos emprendedores.

De ser aprobada como fue sometida, esta ley trae consigo exenciones de pagos impositivos para los primeros tres años de funcionamiento de las empresas acogidas y financiamiento libre de intereses para los primeros años, como medio para fomentar el crecimiento y sostenibilidad.  Estas exenciones son especialmente para nuevos emprendedores, -también aplicable para aquellas empresas que tenga  menos de treinta y seis meses de constituidas, previo a la promulgación de la misma-.

En el ámbito financiero, su principal enfoque  es colocar a los emprendedores canales fáciles de financiamiento, para llevar a cabo sus emprendimientos por medio de incubadoras de negocios y entes públicos como privados, que se prestarán para financiar hasta un 80% de sus costos iniciales. Dentro de esos canales de financiamiento, está El Fondo de Contrapartida Financiera para el Desarrollo del Emprendimiento (CONFIE), el cual, propiciará la unificación de la financiación tradicional y la asistencia estatal para potenciar inversiones a través de contrapartidas, aportando liquidez a los emprendedores.

Con esta nueva ley se crean nuevas entidades que servirán como canal emprendedor como la Red Nacional de Emprendimiento,  RD-EMPRENDE , organismo gestor para la generación de empleo para las empresas públicas y privadas, quien trabajaría junto a la Dirección de Emprendimiento del Viceministro de Fomento a las PYMES, brindando apoyo logístico, técnico y capacitación, con la finalidad de que se hagan auto-sostenibles.

Las empresas que sean calificadas por la Dirección de Emprendimientos tendrán un régimen especial de ingreso y cotización en el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), que tendrá una duración de tres años a partir de la fecha que se le emita su certificado de registro por la cámara correspondiente.  Para el caso de las empresas ya existentes, deberán hacer la debida solicitud dirigida al Consejo Nacional de Seguridad Social, para que luego de obtenida la aprobación, puedan ingresar a este régimen especial.

Sin lugar a dudas, este es el mejor momento para ir preparando nuestro plan de negocios y estar atentos a las informaciones referentes a esta importante Ley que viene a dinamizar y beneficiar a todos los emprendedores.

República Dominicana avanza y lo hará con emprendedores como tú. Lucha por tus sueños, ve tras tus ideales, ahora es el tiempo… tu mejor momento. De seguro será mucho más fácil que ayer.

 

Savioly Castillo Bautista, MBA / Saviolycb@gmail.com / IG. @Savioly / FB y TW  @SaviolyCastillo