Preparándonos para el futuro: Mi AFP y yo

Preparándonos para el futuro: Mi AFP y yo

¿Si el aporte a tu AFP no fuera obligatorio, tendrías por tus propios medios el monto algún ahorro importante en tu cuenta de banco?

Desde hace varios días he estado analizando que, cuando se trata del balance de nuestro presente y futuro, la mayoría vivimos bajo el slogan de “pan para hoy y hambre para mañana”. Rendimos al máximo para aumentar nuestros ingresos presentes y al mismo tiempo damos rienda suelta a nuestras emociones al momento de gastar, asignando a nuestros deseos títulos de necesidades para sentirnos mejor, dejando mínimos o nulos recursos para el mañana.

Las Administradoras de Fondos de Pensiones

Afortunadamente, en este sentido contamos con las Administradoras de Fondos de Pensiones, entidades financieras que tienen como objetivo administrar las cuentas personales (Cuentas de Capitalización Individual) de los trabajadores afiliados, asegurando que estos tengan una pensión por jubilación, enfermedad o accidente laboral.

Todos los que actualmente trabajamos aportamos mensualmente a nuestra AFP un 2.87% de nuestro salario, mientras que el empleador (empresa donde trabajas) aporta un 7.10 %. Estos aportes son obligatorios, en cumplimiento de la Ley 87-01 sobre Seguridad Social Dominicana y representa una buena noticia, porque significa que mensualmente estarás ahorrando mucho más de lo que estás apartando para estos fines.

La cultura del ahorro

Son muchas las quejas externadas sobre este ahorro forzado; sin embargo, cuando se recibe el estado de cuenta de los aportes realizados, es muy grata la sorpresa que nos llevamos, al ver que tenemos guardado mucho más de lo que imaginábamos, y justo ahí está la magia del dinero y de las finanzas: La clave está en la consistencia en el ahorro (no es que sea mucho, es que sea constante) y la gestión oportuna del mismo.

Es preocupante que no sea costumbre de nuestra cultura ahorrar para el momento del retiro laboral; esto, ligado a que actualmente el mercadeo y la publicidad nos impulsan a consumir de manera inmediata y a no guardar nada para mañana. Gracias a este ahorro obligatorio, que hace que no dependamos de nuestro estado de ánimo, ni de nuestras necesidades del momento, podemos guardar lo suficiente para el futuro.

La seguridad de los Fondos

Sobre el manejo de los fondos generados y resguardados por las Administradoras de Fondos de Pensiones hay muchas inquietudes; sin embargo, es importante destacar que  las AFPs sólo pueden invertir los recursos de los afiliados en los instrumentos financieros que le autoriza la Ley de Seguridad Social y en los límites que ésta le permite. Además, existe una Comisión Clasificadora de Riesgos y Límites de Inversión, que determinará el grado de riesgo actual de cada tipo de instrumento financiero, la diversificación de las inversiones y los límites máximos de inversión por tipo de instrumento en que pueden invertir dichas AFPs. Esto nos da la tranquilidad de que nuestro dinero está bien administrado y que se está haciendo el mejor uso de él.

A continuación comparto mis reflexiones sobre cuatro buenas noticias y cuatro desafíos claves, de cara a preparar un mejor mañana:

4 Buenas noticias:

  • Estás ahorrando en forma obligatoria para tu pensión, si eres empleado formal: Por ley estás aportando un 2.75% de tu salario a tu cuenta de capitalización individual en una de las AFP del mercado. Aunque no es un ahorro voluntario, sigue siendo un ahorro y su constancia trabajará a tu favor.
  • Tu empleador está aportando más que tú para tu pensión; de manera específica, el equivalente a un 7.25% de tu salario, y sumados, ambos aportan 10% a tu cuenta de ahorro para el retiro.
  • Tus aportes y los de tu empleador están ganando intereses, que se suman a tu cuenta de ahorro para el retiro (Cuenta de capitalización individual).
  • Gracias al desarrollo progresivo del mercado de valores dominicano, tus ahorros para el retiro tienen cada vez más opciones rentables y seguras para que puedas invertirlos y crecer.

Desafíos claves

  • El ahorro a través de las AFPs no será suficiente para lograr una pensión que iguale tu salario, al momento de retirarte por edad de jubilación. Factores como la inflación acumulada desde el presente hasta tu etapa de retiro, afectan en términos reales el rendimiento de tu pensión. En cualquier país del mundo te motivarán a ser previsor.
  • Aunque puedes complementar tu pensión con otras actividades productivas, a partir de los setenta años, para nuestra generación, es posible que la edad y la velocidad del cambio social que estamos viviendo no jueguen a tu favor, por lo tanto, ahorra hoy, para el mañana.
  • Encuentra la disciplina para ahorrar e invertir por cuenta propia, en paralelo a tu AFP, para aumentar tus ahorros para el retiro; esto incrementará los ingresos pasivos con los que podrás contar al retirarte y complementará tu pensión.
  • Cuidar tu salud en el presente es una de tus mejores inversiones para el futuro. A partir de los setenta años comienzan a aumentar los gastos médicos por tratamientos de enfermedades, en gran medida hereditarias o como consecuencia del estilo de vida que hoy llevamos. (Come menos azúcares y harinas, toma más agua, haz más ejercicios al aire libre, pues no siempre tienes que pagar un gimnasio para hacerlo, si no puedes)
  • Recuerda que tú eres el único responsable del tipo de vejez que quieres disfrutar. No cargues esa responsabilidad a tus hijos, tendrán sus propios desafíos. No delegues esa responsabilidad en el Estado Dominicano, prepara tu pensión desde ahora.