¿Qué debo evitar de las inversiones?

¿Qué debo evitar de las inversiones?

El inicio de todo lo tangiblemente económico, viene de la mano por una imaginaria inversión.

 

Las inversiones siempre han sido un tema tanto amplio como interesante, puesto que la acción de invertir es ver la estabilidad y rentabilidad de un negocio, y el crecimiento de nuestras finanzas, si bien sabemos que hacer buen uso de esta opción financiera es todo un arte.

Todo lo que podamos adquirir de manera tangible, es considerado una inversión, bien sea a mediano o largo plazo. Las inversiones forman parte de nuestros activos, permitiéndonos que sean rentables en el tiempo, y que, de esta manera, puedan incrementar nuestra riqueza.

Para realizar un buen plan de negocios, es necesario establecer una estrategia de creación de riqueza, es decir, proyectar nuestros ingresos y gastos en el futuro y determinar cuánto podremos ahorrar. A partir de este ahorro se podrá iniciar el proceso de inversión para hacer crecer nuestra riqueza y alcanzar nuestros objetivos personales.

Un punto importante, es que se debe invertir sin miedos, el miedo al riesgo es el temor a lo desconocido, a abrirse camino, es amarrar nuestro espíritu emprendedor. Es normal sentir miedo al sumergimos en un mundo del que no sabemos que pueda suceder, y más si el involucrado es nuestro capital, nuestros ahorros, simplemente nuestro dinero.

Recordemos, las inversiones siempre tienen un objetivo o propósito personal (necesidad) a partir del cual se diseña una estrategia o plan de acción a seguir, a esto le podemos llamar invertir profesionalmente.

Entonces ¿Qué debo evitar en las inversiones?, aquí te mencionamos algunos datos de lo que no debes hacer al momento de invertir.

1- No tener un plan donde se especifique la idea principal y como imaginas invertir.
2- No evaluar los instrumentos, el área geográfica, el rendimiento, el riesgo, y el tiempo.
2- No es recomendable que caigas en desespero haciendo pequeñas inversiones de manera apresurada, éstas te pueden ocasionar una pérdida significativa en un plazo mediado o largo.
3- No caigas en rumores de “ofertas”, suelen ser un arma de fuego.
4- No hacer buen uso de los cálculos, todos los costos de inversión.
5- Tomar decisiones basado en evitar el pago de impuestos.
6- No aprovechar el tiempo. Una vez que éstas en condiciones de invertir y tienes un plan establecido, debes establecer un calendario con los pasos a seguir, para que luego sean revisados durante el proceso de la inversión, así tienes un control de tu proceso.

Recuerda que sin inversión es muy posible que no se puedan alcanzar las metas anheladas, así que ¡Adelante!.




Deja un comentario