Cómo reestructurar mi deuda de tarjeta de crédito

Cómo reestructurar mi deuda de tarjeta de crédito

Llegó el tiempo de limpiar tu crédito y eliminar de tu lista de pendientes el pago de las deudas acumuladas con tu Tarjeta de Crédito

Las deudas adquiridas a través de las tarjetas de crédito, si no tomamos las acciones correctas y en el momento oportuno, se pueden volver hasta cierto punto inmanejables.

La acumulación de  deudas te afectan no solo en el aspecto económico, sino que aunque no lo quieras te afectan de manera personal. Y en ese sentido nos pareció muy interesante este artículo del portal www.pequenocerdocapitalista.com, el cual nos invita si esa es nuestra situación a: frenar, analizar y a preguntarte ¿es conveniente reestructurar mis deudas de Tarjeta de crédito?

Aquí te dejamos algunas reflexiones que te ayudarán:

  • No tomes cualquier oferta con tal de salir del apuro, ¡te puede salir peor!: ٌDedica el tiempo necesario a  evaluar distintas alternativas de  bancos, tasas, tiempos, facilidades, entre otros, no elijas lo primero que encuentres.
  • Mientras más sea el plazo de pago, mayores son los intereses: es natural que optes por elegir más tiempo y menor cuota, pero considera que estarías pagando mucho dinero en intereses, explora pagar más y más rápido y así sales más rápido del apuro financiero.
  • Las reestructuras que te ofrecen por teléfono normalmente no son las mejores: compara con otros bancos; restructurar deudas, es una decisión que implica análisis y cálculos detallados. Tómate el tiempo de ir y sentarte con los representantes en el banco para que te asegures de entender en detalle todo lo que estarás haciendo.
  • Si ya aceptaste una reestructura no contraigas más deudas con esa tarjeta o con otras: El paso fundamental para salir de las deudas es no volverte a endeudar ¡Ojo con este punto!
  • Reduce gastos o busca un ingreso extra para terminar de liquidar el adeudo lo más rápido posible: enfócate en pagar, de ahora y hasta que pagues el último centavo, concéntrate en saldar, absteniéndote de gastos adicionales que te desenfoquen de tu objetivo principal

No solo se necesita un plan de reestructura sino que debes investigar, comparar, hacer cuentas y checar si puedes pagar al mes. Pero recuerda, lo más importante de todo es que no te vuelvas a endeudar, no gastes más de lo que tienes ya que de seguir te vas a meter en un ciclo sin fin.

Fuente:

www.pequenocerdocapitalista.com