Search
Miércoles 16 Agosto 2017
  • :
  • :

Tengo Ingresos Variables

Tengo Ingresos Variables

¡Hola! Me dedico a la venta de bienes raíces, por lo que mis ingresos son variables en el tiempo. Soy madre soltera y tengo una hija de seis años. Hace unos meses, las ventas de inmuebles se redujeron drásticamente, por lo que pasé una temporada bastante difícil. Ahora las cosas, gracias a Dios, comienzan a mejorar. ¿Cómo puedo evitar que se repita este desagradable episodio de estrechez? Muchas gracias

Estimada Vendedora Estresada:
Gracias por tu pregunta. Vamos por partes. La naturaleza de tu actividad profesional —la venta de inmuebles— determina que tus ingresos se muevan a un ritmo diferente al de tus gastos. En otras palabras, mientras tus ingresos llegan “juntos” y con una periodicidad difícil de prever, tus gastos fijos recurrentes ocurren cada semana y cada mes.

Esta circunstancia es igual para la mayoría de las personas que tienen ingresos variables. Es crítico para ti y para estas personas, entender que la variabilidad del ingreso entraña un riesgo de flujo de caja mayor que el que deben manejar las personas que tienen ingresos fijos y regulares.

La situación que experimentaste hace unos meses ilustra perfectamente qué sucede si este riesgo se materializa: cuando el ingreso variable se hace esperar, el impacto en la liquidez es directo, pues los costos y gastos recurrentes
continúan demandando dinero.

No entra efectivo por un tiempo, pero sigue saliendo. Ciertamente, debes estar preparada para enfrentar una eventualidad de este tipo, pues en tu oficio, es más que probable que suceda. La buena noticia es que, si bien no puedes controlar que tal riesgo ocurra o no, puedes minimizar su impacto en el bienestar
de tu familia.

¿Cómo te preparas? Pues construyendo una reserva líquida que te permita cubrir tu costo básico por un período de tiempo prudente, de forma que puedas hacer uso de ella si tus ingresos entran “en baja”. Lo clave aquí es que esta reserva líquida, la cual necesitamos todos, debe ser relativamente mayor que la que requieren las personas que tienen ingresos fijos.

En general, recomendamos que se construya un fondo de contingencia líquido que pueda cubrir los costos básicos de la comunidad por un mínimo de tres meses; en el caso de una persona que, como tú, tiene ingresos variables, este tiempo debe ser mayor. La construcción de este fondo de contingencia debe ser tu primer objetivo de ahorro.

Otro aspecto que debes tener en cuenta, es que las personas con ingresos variables deben ser muy cuidadosas al tomar cualquier decisión de consumo o inversión que involucre un compromiso de pagos regulares por encima del costo básico. Cuando tus ingresos no suceden en base regular, aumentar el monto de tus compromisos financieros mensuales no es lo más recomendable.

Recuerda siempre que tu bienestar está ligado a tu liquidez y, por la naturaleza de tu trabajo, sabes que enfrentarás periódicas sequías de ingresos, por lo que debes apoyar tus movimientos financieros en reservas de efectivo relativamente considerables. Buena suerte.



Socio y Presidente de SmartCoach. Es instructor certificado para The Ken Blanchard Companies y para la American Management Association Internacional. Para The Ken Blanchard Companies ha impartido los cursos de Liderazgo Situacional II ® (LSII), Liderazgo Situacional II Plus ®, Creación de Equipos de Alto Rendimiento ® (HPT) así como la versión combinada de LSII y HPT. Sus áreas de especialización y concentración son finanzas corporativas e ingeniería financiera, estrategia y liderazgo.  Como consultor, ha participado activamente en el desarrollo y la reestructuración de numerosas instituciones dominicanas tanto del sector privado como del sector público, con énfasis en estrategia, reestructuración operacional y en reestructuración e ingeniería financieras.