Y Tú ¿Eres Ahorrador o Tacaño?

Y Tú ¿Eres Ahorrador  o Tacaño?

“Cuanto más deis, mayor será vuestro gozo.
La tacañería sofoca la dicha; la liberalidad la intensifica”
–Orison S. Marden-

Llevo meses reflexionando sobre estos conceptos y es para mí muy curioso, como en este año he recibido al menos 5 comentarios de personas que entienden y están convencidas de que una persona organizada es una persona tacaña.

Ciertamente si no estamos bien informados estos dos conceptos suelen confundirse, así que decidí investigar un poco acerca de estas personalidades y finalmente contarles lo que investigué.

Hagamos descripción de ambos perfiles.

El Tacaño:
• Es un ahorrador patológico, se reconoce porque evita hacer gastos que perfectamente podría hacer, sin que le causen ningún problema.
• El tacaño guarda porque sí. Guarda para planes futuros, que nunca termina ejecutando. O guarda para “emergencias” que nunca son lo suficientemente importantes como para gastar.
• Es exactamente lo opuesto al Comprador Compulsivo.
• Es una persona de comportamiento compulsivo en todas las acciones: No compra ropa, vive a oscuras para no consumir energía extra, compra productos baratos, aun sean de mala calidad.
• Nunca están disponibles al momento de pagar cuentas colectivas
• Con el fin de perseguir algún tipo de descuento son capaces de hacer lo que sea.
• Evitan hacer regalos.
• El tacaño no solo es tacaño con el dinero, también es tacaño con las emociones.
• El tacaño en realidad está aterrado y organiza su vida a partir de una fantasía de control
• El tacaño guarda para sí todo lo que puede y, en esa medida, no es una persona prudente, sino alguien atrapado en una cárcel interior

El Ahorrador:
• Es un ahorrador, se reconoce porque es organizado y tiende a gastar cuidadosamente.
• Le gusta ahorrar, planear y gastar de forma planificada.
• Se asignan metas financieras y recompensas cuando las cumplen.
• Tienen y mantienen un presupuesto.
• Gasta su dinero en las cosas que realmente le gustan y no en lo que los demás quieran.
• El ahorrador guarda para un fin y con una meta y objetivo claro.
• Aprovecha especiales y esta pendiente de descuentos.

Necesidad & Deseos
Es fundamental satisfacer primeramente las necesidades y luego dar espacio a los gustos. Si nos saltamos ese orden, estaremos constantemente insatisfechos.
Una diferencia fundamental entre el ahorrador y el tacaño, es que el primero satisface necesidades y administra sus deseos. El tacaño evita gastar hasta en las necesidades, sacrificando con esto calidad de vida.

Nota:
EL Derrochador excusa su desorden llamando tacaño al organizado.

Fuentes: Edith Sánchez/ www.Lamenteesmaravillosa.com

Pamela Pichardo

info@revistamidinero.com.do – @pamelapichardoj



Fundadora y Editora ejecutiva de MiDinero. Mercadóloga de pasión y amante de la perfección de los números. Altamente comprometida con compartir conocimiento acerca de las Finanzas Personales, con el objetivo de devolver a la sociedad un poco de todas las bendiciones que he recibido de Dios.


Deja un comentario