¿Cómo prepararme económicamente para abandonar mi empleo actual?

¿Cómo prepararme económicamente para abandonar mi empleo actual?

“Por su mejoría hasta su casa dejaría” dice un viejo refrán, pero si vas a renunciar a tu empleo para esperar nuevas oportunidades desde la casa, lo recomendable es que te prepares ya que no sabrás cuanto tiempo estarás desempleado.

¡Hola! Inicialmente te recomendaría que antes de dar un paso tan importante, te asegures muy bien de la decisión que vas a tomar. Con frecuencia escuchamos que “es más fácil encontrar trabajo cuando se está trabajando”, así que lo ideal es que te traces un plan  para encontrar empleo sin dejar el que tienes actualmente, no te desesperes.

En el caso de que estés dispuesta a renunciar, será importante que te lleves de las siguientes recomendaciones:

  1. Crea un Fondo de Emergencias: será un ahorro que te permitirá mantenerte y cubrir tu “Costo Básico de Vida” al menos por tres meses, en lo que encuentras otro trabajo. Este ahorro no es para comprar cosas, ni para gastarlo sin planificarlo, será exclusivo para que en el momento en el que ya no estés recibiendo tu ingreso fijo mensual,  puedas cubrir los compromisos mensuales que tengas.
  2. Costo Básico de Vida, se refiere a los gastos recurrentes en: supermercados, pago de deudas, escolares, transporte y salud. Lo que consumas en estos rubros o renglones será el monto con el cual deberás contar de manera mensual para subsistir hasta que tengas un nuevo ingreso. Los demás gastos de diversión, salidas, compra de ropa nueva, salón de belleza etc.  deben ser pospuestos hasta nuevo aviso. Si estás en una situación de “emergencia” evidentemente habrán algunas cosas de las cuales tendrás que privarte.
  3. Asegúrate de proteger tu salud: si renuncias a tu empleo y tienes seguro de salud, te estarías quedando desprotegida 60 días luego de tu renuncia (si cuentas con un plan básico), los dependientes también (en caso de que los tengas). Si eres una persona con alguna condición especial de salud y por alguna razón visitas médicos de manera frecuente, este punto es vital pues deberás planificarte y destinar más dinero para el fondo, por si se presenta alguna eventualidad.
  4. Busca una fuente alternativa de ingresos: una recomendación final para ti, es que no te quedes a la espera de un nuevo empleo, quizás puedas hacer algo productivo y hasta emprender tú propio negocio en lo que te apasione, ya sean manualidades, recetas, dar clases, etc.  ¡sácale provecho a tu talento natural para generar ingresos adicionales! Quizás a fin de cuentas esta sea la opción que te permitirá generar dinero y no depender de un salario.

¡Piénsalo! Y si aún vas a dar el paso asegúrate de cubrir estos puntos

Esther Peña / @_estherpena_

Patrocinado por:

 




Deja un comentario