Tiempo
Lectura
3 MIN

Guía práctica para solicitar tu hipoteca

El comprar una casa o un apartamento puede convertirse en un sueño para muchos y para hacerlo realidad se recurre con frecuencia al préstamo hipotecario.   El crédito o préstamo hipotecario es un instrumento financiero muy complejo y es que manejar términos como amortización, pago a capital o tasa de interés puede resultar difícil para [&hellip

El comprar una casa o un apartamento puede convertirse en un sueño para muchos y para hacerlo realidad se recurre con frecuencia al préstamo hipotecario.

 

El crédito o préstamo hipotecario es un instrumento financiero muy complejo y es que manejar términos como amortización, pago a capital o tasa de interés puede resultar difícil para alguien que no conoce ni tiene apoyo en estos temas. Para que te orientes en este sentido, te compartimos algunas recomendaciones que pudieras tomar en cuenta si has pensado en lanzarte y tener tu propia vivienda.

  • Evalúa y compara todas las ofertas que existan en el mercado e infórmate de manera detallada sobre las condiciones de las ofertas, de modo que puedas tomar la mejor decisión.
  • Investiga el costo total del financiamiento (conocido como costo efectivo, o costo financiero total el cual incluye la tasa de interés más los otros costos adicionales), las cuotas, los intereses a pagar, la renegociación de la deuda, la reputación de la entidad financiera, e inclusive la atención al cliente de la institución.
  • Antes de firmar lee cada punto detenidamente, es necesario que te tomes el tiempo de leerlo bien. Presta especial atención a las letras en negritas y/o subrayadas, en caso de que el contrato las tenga. Verifica si existen condiciones sobre costos adicionales o frases ambiguas que causen confusión y en tal caso no dudar en hacer todas las preguntas que sean necesarias.

Actualmente los bancos tienen simuladores o calculadoras de préstamos de manera que el posible cliente pueda conocer de manera anticipada los montos de las cuotas, la cantidad de cuotas a pagar y los intereses que se generarán durante el plazo del préstamo.

¡Claves para obtener el préstamo!

  1. Rebaja el monto del préstamo:

Siempre que sea posible, es recomendable que el cliente ajuste al máximo la cantidad de dinero que solicita en la entidad.

Lo más seguro es que el banco sea menos exigente a dar un crédito si el monto no es muy elevado, entre otros motivos, porque corre menos riesgo de que la cuantía no se devuelva. Pedir un préstamo sin intereses a un familiar o a un amigo para completar el dinero que necesita facilita la operación.

  1. Acude a tu banco de confianza:

Cuando el cliente realiza operaciones con una misma entidad desde hace mucho tiempo, es más probable que consigas un crédito, frente a quienes no han mantenido ninguna relación con un banco o asociación.

Esto funciona si en el banco consideran que el solicitante es buen cliente. Aunque los empleados ya no tienen tanta capacidad de decisión como antes, el conocimiento mutuo ayuda.

  1. Intenta mantener un buen historial crediticio:

Los establecimientos financieros tienen muy en cuenta el pasado de las personas que piden un crédito. Si han dejado de pagar alguna vez las cuotas de una hipoteca o préstamo, conseguir financiación será más complicado.

Por eso no está de más llevar evidencias de que siempre ha pagado a tiempo sus compromisos financieros.

  1. Paga tus deudas:

En ocasiones, la falta de pago de una factura de teléfonos o del agua puede ocasionar que entres a data crédito. Hay que investigar si estamos en una lista de morosos, en caso de ser un error debe de realizar una reclamación en la institución que afectó su historial crediticio, Si en realidad has sido una persona con moras en tus servicios, debes pagar, así tendrás posibilidades de lograr la financiación que deseas.

  1. Muestra tu carta de trabajo y si posees bienes o inmuebles:

Los trabajadores con contrato indefinido y con mucha antigüedad o las personas que puedan dejar en garantían bienes e inmuebles, son los principales candidatos para recibir el préstamo que solicitan.

  1. Detalla con precisión a qué se destinarás el dinero:

El solicitante debe mostrar con claridad para qué quiere el dinero. Si lleva una factura proforma -un documento que entrega el comerciante antes de la factura definitiva en la que se especifican las condiciones de la venta- o un presupuesto en firme, tendrá muchas más opciones de conseguir el dinero que si da la información verbal, sin definir con exactitud para qué quiere el crédito.

  1. No olvides colocar garantías:

Es uno de los aspectos que más valora el banco. Si el peticionario cuenta con cierto patrimonio, algún inmueble, una nómina o un garante, tendrá muchas más opciones de que la entidad le conceda la financiación, que si carece de garantías para responder.

Eso sí, conviene que tanto el garante como el beneficiario del préstamo pueden responder con sus bienes presentes y futuros ante un posible incumplimiento de las cuotas.

  1. Solicita otros productos en el banco, en ocasiones, la llave para lograr el préstamo es comprometerse con la entidad bancaria mediante la suscripción de seguros, tarjetas de crédito, cuentas de ahorros etc.

Recuerda evaluar las ventajas y desventajas de adquirir el préstamo, y luego de hacer esta reflexión, procede si es realmente necesario, es una decisión importante que amerita de tu atención.

Esther Peña

@_estherpena_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies