¿Qué es un modelo de negocios?

¿Qué es un modelo de negocios?

En los últimos años en el ecosistema de negocios y emprendimiento en nuestro país ha estado de moda la palabra “Modelo de Negocios”, lo escuchamos en las universidades, en los programas especializados de negocios y hasta en la política.

 

Un modelo de negocio, le permite al emprendedor, definir con claridad lo qué va a ofrecer al mercado, cómo lo va a hacer, a quién y cómo se lo va a vender y de qué forma va a generar ingresos.

Definir tu modelo de negocio es saber cuál es tu ADN, es una herramienta de análisis que te ayudará a saber quién eres, cómo lo haces, a qué coste, con qué medios y qué fuentes de ingresos vas a tener.

A lo largo de mis 12 años como docente universitario, consultor de negocios y mentor en el proceso emprendedor, he participado apoyando equipos de emprendedores a desarrollar sus proyectos y sus modelos de negocio. Como mentor, siempre hago énfasis en salir a probar, a validar el prototipo de ese modelo que se está diseñando, es que el emprendedor luego de definir correctamente su idea de negocio y empatizar con su grupo de posibles clientes, debe determinar el modelo correcto de negocios, y validarlo, es decir, salir a probarlo en el campo real.

Un proyecto o emprendimiento puede tener varios modelos de negocios y alternativas orientadas a esos nichos diversos, esto es una buena y saludable ecuación, nada debe ser improvisado ni al azar, lo que se busca todo este proceso es determinar el correcto producto mínimo viable, es decir una validación del negocio con la mínima inversión posible.

¿Cómo puedo definir mi modelo de negocios?

  • Debes tener la idea y el nicho de mercado claro, conocer lo que tu potencial cliente necesita, quiere y está dispuesto a pagar, también necesitas conocer que le agrada y lo que no. Define qué es lo que tu cliente percibe como valor agregado, si tienes todo eso, entonces ya puede definir su modelo de negocios, porque ya tiene ahí su propuesta de valor.
  • Establece cómo validar mínimamente ese prototipo, determina si existe la posibilidad de conseguir apoyo de personas o entidades que pudieran ser socios claves de este proyecto, aplicando el Bootstraping (creando su escenario con apalancamiento de otros de su círculo cercano, ese apoyo puede ser económico o en naturaleza), para minimizar el costo de la validación, como, por ejemplo, el préstamo de un local por un tiempo corto para la prueba, prestamos de equipos y material gastable, etc.

Luego de tener todo definido inclusive las facilidades, es importante elaborar mecanismos e instrumentos de retroalimentación (encuestas, cuestionarios etc.) para luego que sirva de data de validación, las métricas claves.

  • Implementa, mide y evalúa, el tiempo que tendrá el prototipo del modelo de negocios a validar, es nuestra prueba real, lo que significa que durante la misma debemos asumir que nuestro proyecto está corriendo e ir documentándolo todo, y me refiero a TODO.

Es muy importante que se valide el modelo antes de poner en marcha el negocio, la tasa de cierre de negocios, es muy alta, y la gran mayoría puede decir que, al momento de definir su idea, proyecto, emprendimiento, no solo la idea no fue validada, tampoco el modelo de negocio se definió ni probó antes de pasar a la etapa de creación y fondeo del mismo, lo que produjo pérdidas económicas que lamentablemente no pudieron ser soportadas por el emprendimiento.

Les recomiendo a todos los emprendedores a que se orienten y conozcan más de este tema, una herramienta gratuita es usar los MOOC’s, o plataformas educativas gratuitas disponibles para emprendedores, les invito a acceder al taller del experto y profesor en desarrollo de modelos de negocio y creación de emprendimientos Steve Blanc, llamado “Lean Start Up”, en el podrán conocer más de la dinámica de emprender y como validar sus modelos de negocios de la manera más saludable.

 

Rhadames Mateo V., MBA, DBA©

Consultor, Mentor y Coach de Emprendimiento

Docente Catedrático Universitario




Deja un comentario