EnDeudaMiento: Verdades y Mentiras.

EnDeudaMiento:  Verdades y Mentiras.

“El endeudamiento, como toda herramienta de doble filo, debemos saber agarrarlo por el mango y no por la hoja.”

El crédito es parte integral de la vida moderna en todas las sociedades donde existen economías de libre mercado. La oferta formal de créditos inmobiliarios, créditos educativos, créditos al consumo, créditos para vehículos es ampliamente disponible en bancos comerciales, asociaciones de ahorro y préstamos y cooperativas.

También existe una amplia oferta informal de préstamos que adopta diversas formas, desde la persona que vende ropa a crédito visitando nuestro lugar de trabajo hasta el prestamista amigable que cobra elevadas tasas de interés del orden del 10%, 15% y 20% mensual.

Una alternativa para adquirir las cosas que queremos

El endeudamiento sin lugar a dudas es una alternativa que nos puede ayudar a conseguir cosas que queremos, sin embargo, ¿es realmente la única? ¿Es bueno o malo tomar créditos? ¿Soy desorganizado cuando tomo dinero prestado? Muchas de estas inquietudes nos asaltan en la cabeza y me tomaré unas líneas para compartir mi opinión al respecto.

Quiero recalcar que esta es una opinión y reflexión personal, encontraremos distintos autores unos totalmente en contra del endeudamiento y otros a favor, yo tratare de compartirte mi reflexión personal en este sentido.

¿Es malo el endeudamiento?

Pues en mi opinión el endeudamiento no es más que un mecanismo o herramienta financiera que al igual que otros productos no es ni malo ni bueno en sí mismo, lo que es malo o bueno es lo que hacemos con él, por ejemplo: un cuchillo es un utensilio de cocina, en su mejor uso sirve para cortar carnes, en otros casos puede usarse para hacer daño.

Igualmente la deuda no es buena ni mala en sí misma, es más bien el uso que hagamos de ella. Una deuda es un compromiso económico, moral y legal que asumimos con una tercera persona o entidad y cuando asumimos un compromiso de esa magnitud sin un plan, con irresponsabilidad y con montos inmanejables entones sin dudas será una muy mala decisión.

Deudas Productivas Vs. Destructivas

Deuda Productiva Deuda Destructiva
La que tomamos fruto de un análisis lógico, con un plan y consultas. La que nos ofrecen sin estarla buscando o solicitando.
La que tomamos para adquirir inmuebles que nos producirán un ingreso superior a las cuotas del préstamo. La que buscamos por impulso, sin análisis lógico, sin un plan y sin consultar personas de experiencia.
La que tomamos para ampliar la capacidad de nuestro negocio ante una demanda rentable y  comprobada. La que tomamos para comprar bienes de consumo que se deprecian rápidamente.
La que tomamos para financiar nuestra educación técnica/ profesional si hemos de ejercer. La que tomamos para realizar viajes, pintar o decorar la vivienda.
La que tomamos a altas tasas de interés muy superiores al mercado formal.

Notas importantes:

• No asumas deudas si no estás claramente seguro de que puedes cumplir con los pagos.
• Cuando se trata de compra de productos que se agotan o se consumen de manera rápida siempre será mejor recurrir al ahorro previo y no al endeudamiento.

Pamela Pichardo
pamela@revistamidinero.com.do
@Pamelapichardoj

 



Fundadora y Editora ejecutiva de MiDinero. Mercadóloga de pasión y amante de la perfección de los números. Altamente comprometida con compartir conocimiento acerca de las Finanzas Personales, con el objetivo de devolver a la sociedad un poco de todas las bendiciones que he recibido de Dios.


Deja un comentario