Pasó diciembre ¿y ahora qué?

Pasó diciembre ¿y ahora qué?

Navidad es siempre una época en donde se elevan nuestros gastos, sin embargo, una vez llegado el mes de enero, nos damos cuenta que esos “gustitos” impactaron nuestros bolsillos.

En diciembre solemos tener algunos gastos de más, desde darnos el “gustito” de salir a comer fuera más seguido, comprar regalos, ropa, zapatos, artículos electrónicos, asistir a fiestas hasta organizar viajes o paseos de manera repentina solo porque se cuenta con el dinero disponible. Sin embargo, una vez llegado el mes de enero, nos damos cuenta que esos “antojitos” chocaron como meteoritos nuestras finanzas. A continuación, algunos consejos sobre cómo volver a la normalidad luego de los consumos navideños:

  • Analiza ¿cuáles fueron tus gastos navideños?:

Recapitula, desde inicios de diciembre hasta que terminó el mes, cuales fueron esas compras en las que te excediste, dejándote llevar por el doble sueldo que recibiste. Si has comprado muchas cosas, ten pendiente ajustarte a eso que tienes, hasta que te recuperes.

  • Elabora un presupuesto:

Si no tienes un presupuesto ¡elabora uno! El presupuesto es una herramienta fundamental no solo para saber cuánto dinero nos queda cada mes o como distribuirlo, sino también para llevar un control y ver en que estamos gastando de más.

Si ya lo tenías y por las festividades navideñas te olvidaste de él, retómalo nuevamente y no dejes llevar por las emociones, organiza tus finanzas para que todo vuelva a la normalidad en estos primeros meses del año.

  • No utilices todas tus tarjetas de crédito (si tienes más de una):

Las tarjetas de crédito son las mejores aliadas para agilizar las compras y si te sobregiraste en diciembre, lo recomendable es que aprietes esos deseos de gastar y te limites, evita endeudarte y utiliza solo una, así tendrás el control de tus compras y no gastarás más de lo que realmente puedes pagar.

  • ¡Ahorra!

Pasó diciembre ¿y te quedaste sin efectivo hasta la próxima quincena? Evita que pase de nuevo así no estarás restringido los primeros días del año nuevo.

Recuerda que debes destinar parte de tus ingresos para imprevistos. Una opción que pudieras tener, es enfocar el ahorro como un pago para ti todos los meses y que podrás usarlo en casos de emergencia, así no tendrás que incurrir a préstamos informales o tomar avances de tu tarjeta de crédito que te harán pagar muchos intereses.

  • Compara los precios:

Desde inicios de las festividades navideñas, muchas tiendas lanzaron promociones y descuentos, si te dejaste llevar de las ¨ofertas¨ y gastaste dinero sin control, es momento que te detengas en tus próximas compras y compares los precios de los artículos que vas a adquirir, contempla lo que realmente necesitas y lo que puede esperar.

Evalúa tus finanzas y reflexiona sobre aquellos malos hábitos financieros que tengas y reemplázalos por otros más saludables para tu bolsillo, de esta manera podrás hacer del 2019 un año memorable, sin tropiezos económicos.

Organízate y empieza el año con buen pie, ¡vendrán más diciembres y fiestas navideñas!



Profesional de Relaciones Públicas, locutora, con experiencia en creación y gestión de contenido para redes sociales, así como también redacción de temas diversos para medios digitales.


Deja un comentario