Tiempo
Lectura
3 MIN

Unas Finanzas más sostenibles

«Hábitos cotidianos que tienen un efecto en nuestra prosperidad financiera también afectan el medio ambiente«

Los humanos somos vitalmente dependientes de la calidad del aire que respiramos, de las fuentes naturales de agua, la fertilidad de los suelos para producir alimentos y así como otros elementos que nos provee el medio ambiente.

Me gustaría hacerte una pregunta, ¿Crees que existe un vínculo entre tus finanzas personales y la conservación del medio ambiente?  ¡Claro que sí! de la perspectiva del manejo adecuado de tus finanzas, hoy te comparto algunas ideas para que puedas satisfacer las necesidades presentes, sin sacrificar tu calidad de vida futura. Lo cual se logra a través de buenos hábitos y decisiones.

  • Elimina el exceso:  Compramos y gastamos en exceso: ropa, comida, materiales, accesorios, de todo. Esto sucede siempre que adquirimos mayor cantidad, volumen o capacidad que la realmente necesaria. Recomendación: compra lo que necesites y no todo lo que te quieran vender.
  • Re-usa: Cuando eres más conscientes a la hora de comprar beneficias tu bolsillo y en el proceso te conviertes en un consumidor responsable. Una acción rápida que puedes hacer es comprar formatos grandes de tus productos favoritos. Así reduces la cantidad de envases plásticos, de esta manera compras y rellenas. Además, busca alternativas sostenibles a las cosas que ya tienes en la casa. En este sentido, en vez de comprar nuevos envases para almacenar aprovecha los que ya tienes. ¡Solo necesitas voluntad y un poco de creatividad
  • Has un uso más consiente del agua: Al hacer un uso más racional del agua, estarás reduciendo tu factura de consumo y obviamente desperdiciando menos, este valioso recurso. En este sentido puedes organizar lavadas de ropa una sola vez a la semana y así no solo ahorrarás agua, sino también electricidad y detergente.  Otra idea puede ser colocar una botella llena de agua o cualquier otro objeto denso en el tanque de tu inodoro. Esto reduce tu consumo agua, por el mismo volumen del objeto que has dejado ahí.
  • Optimiza el servicio de energía. Este punto no lo lograrás de un día para otro, es por ello que puedes incorporar pequeñas acciones que sin dudas te traerán importantes ahorros en el consumo de energía y reducirán tu factura eléctrica. Así como implementar el uso de bombillos de LED (son más caros, pero su vida útil es más larga), aprovecha la luz natural, controla el uso de los aires acondicionados (no es que pases calor) es solo que los uses de manera más racional.
  • Invierte en lo que traiga ahorro a futuro y sostenibilidad en largo plazo: Puedes invertir en paneles solares, vehículos más ligeros que consuman menos, vehículos eléctricos son algunas de las decisiones que deberías estar evaluando. Sin dudas estas son grandes inversiones, pero que como su nombre lo indica son inversiones porque traerán más dinero a tu bolsillo, en este caso a través del ahorro mensual en combustibles, mantenimientos y pago de energía eléctrica.

Pamela Pichardo@pamelapichardoj
Coach y Conferencista Financiera

También te puede interesar: «Tips para reciclar y ahorrar hoy»

CURSO-EL-ABC-DEL-AHORRO-BANNER-WEB-1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 13 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies