Tiempo
Lectura
2 MIN

El Fondo de Emergencias: Tu primera meta de ahorro

“Si existe algo que te permitirá tener paz financiera es la creación de tu Fondo de Emergencias”

Como dicen por ahí: “Prevenir es mejor que lamentar” y esta ley se cumple a diario, sin embargo, la mayoría de las situaciones no llegan completamente desprevenidas y aquí radica la importancia de crear un “Fondo de Emergencias”

El fondo de emergencias es el dinero que se tiene apartado para usar en situaciones que se presentan sin previo aviso.

En este sentido, es importante destacar que no todos los imprevistos son una emergencia y que es prioritario poder establecer esa diferencia.

Aquí te comparto 10 datos importantes sobre el Fondo de Emergencias:

  1. Debes tener un fondo de emergencias  porque los acontecimientos o imprevistos van a llegar justo cuando menos los esperes…así que lo correcto es estar preparado.
  2. Paradójicamente, mientras más robusto sea tu fondo de emergencias, menos emergencias se te presentarán… porque como dice el viejo y conocido refrán: “Al dedito malo todo se le pega”.
  3. Debes de hacer de tu fondo de emergencias una prioridad. ¿Qué tal si lo incluyes dentro de tus metas financieras de este próximo año?

El fondo de emergencias debe cubrir al menos tres meses del costo básico de tu vida: pago de préstamos, alquiler, colegio, supermercados, luz, agua, teléfono, combustible.

  • Cuantifica tu costo básico de vida y asegúrate de tenerlo disponible para estos fines. ¿Sabes cuánto tiempo puedes mantener tu estilo de vida, sin necesidad de recurrir a endeudamiento si te quedas hoy sin tu ingreso principal?
  1. Aprende a diferenciar las verdaderas emergencias. ¿Qué es una verdadera emergencia? Algunos ejemplos ilustrativos pueden ser: El pago del deducible de un seguro, pérdida de un empleo, un problema médico imprevisto o un daño en el motor del carro.
  2. La visita de un familiar, el nacimiento de un hijo, un cumpleaños, la llegada de la Navidad, la pintura de la casa, el bautizo del niño, entre otras, no son emergencias.
  3.  Evita usar el fondo de emergencias para comprar cosas que pudiste comprar con otros ahorros.
  4. Guarda el fondo de emergencias en una cuenta separada de tus ahorros. Este no es un ahorro para vacaciones o para comprarte un vehículo… es dinero que eventualmente gastarás. Es importante que puedas acceder a él de manera rápida, obviamente no tenerlo guardado debajo del colchón, más bien, procurar colocarlo en un instrumento financiero de corto plazo como, por ejemplo: un Certificado Financiero, asegurándote de que siempre te genere intereses.
  5. Si tienes listo tu fondo de emergencia, cuando se te presente una situación evitarás el endeudamiento repentino.
  6. En caso de que uses el dinero de tu fondo de emergencia, recuerda planificarte para reponerlo. .
  7. Mantén en secreto que tienes un Fondo de Emergencia.

¿Y tú, ya tienes el tuyo?

José Rafael Reyes / @jreyespaulino
Asesor Financiero de EDUFINANZAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies