Tiempo
Lectura
2 MIN

Signos claros de violencia y chantaje a través del dinero

La violencia económica hace referencia  al control, manipulación, chantaje que se hace a través del dinero en una pareja o familia.

La violencia puede ser ejercida por cualquier miembro de la pareja, pero es mucho más frecuente del hombre a la mujer e hijos y es una de las causas por la que muchas veces se tolera maltrato verbal, psicológico, y físico, ya que se suele instalar la  creencia, el sentimiento de que si no me someto, si no cedo, mis hijos y yo misma vamos a pasar muchas dificultades. Y ocurre sin importar que además trabajes fuera del hogar.

De ahí que es tan importante entender cuáles son señales claras de que tú y tu familia son víctimas de este tipo de violencia.  Cuando una persona se vuelve la victima de alguien ocurren situaciones y sentimientos que se vuelven común a cualquier tipo de violencia de género.  Si lo que está sucediendo te produce perdida de libertad, sufrimiento, dependencia, perdida de tu apreciación personal de quien eres, se afecta tu autoestima, te ves incapaz. Estas en una situación de riesgo. Te sugiero poner atención a lo siguiente:

  • Tienes que explicar cada peso gastado
  • NO tienes idea de cuáles son los ingresos, gastos, inversiones, ahorros o productos financieros
  • Estas sometida a un plan de gastos no socializado y mucho menos acordado, donde se obvia tu autonomía.
  • Si trabajas fuera del hogar y no puedes disponer de tu salario
  • Quieres y puedes trabajar fuera de tu casa, pero te lo impiden, ya sea bajo manipulación o con una orden “en esta casa trabajo yo” y el agresor se convierte en el suplidor y somete a los demás a sus requerimientos y deseos siempre y cuando la o las víctimas se sometan a sus órdenes.

Así que a ti que me estás leyendo es importante que atiendas estas señales claras de que estamos en un proceso de violencia económica o camino a esto.

Si cuando menos dos de estas situaciones se están dando, es necesario empezar a tomar acciones muy concretas para evitar que vaya a mayor, detenerlo o prevenir.  Es el momento de si no sabes abrir este tipo de conversaciones, buscar la ayuda correcta para hacerlo.

¿Cómo abrir conversaciones para estas situaciones?

Buscar el momento, hacer una cita para tratar solo este tema, donde puedas y lo hagas, expresar tus criterios sobre esto, sentimientos, emociones y generar acuerdos para subsanar lo que está ocurriendo es un primer paso. Que, si es necesario, requerirá en una segunda parte, probablemente de ayuda profesional para tratar temas como el control, y otra serie de patrones instalados que deban tratarse.

Cuidado con estos pensamientos

Si por las razones que sean tu trabajo es la administración de tu hogar y el cuidado de tu familia, saca de tu cabeza, pensamientos tales como que te mantienen porque no es así.

  • NO ERES UNA MANTENIDA.  ¡Tu labor dentro de tu hogar es intensa, requiere esfuerzo, tiempo, dedicación, habilidades administrativas, casi imposible de cuantificar y poner en valor y por eso no solo te lo ganas, mereces! Respeto, amor, consideración, fortalecer tu dignidad gratitud y reciprocidad.

Así que, si este es tu caso, y de ser posible y para además establecer una autonomía financiera primaria, PONTE UN SUELDO.

Tu vales, mereces cuidarte, eres capaz de dar y darte, también estas creada para recibir. ¡No toleres maltrato, busca ayuda, Pídela!

Teresa Sánchez/ @mibienestar.financiero 
Coach y Conferencista Financiera

Tambien te puede interesar: Psicología detrás de la Deuda, 4 tipos de deudores

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies