De la organización financiera a la paz mental

De la organización financiera a la paz mental

La administración del dinero familiar y personal es sin lugar a dudas uno de los aspectos más cruciales y fundamentales que pueden afectar positiva o negativamente  la calidad de nuestra vida.

 

Debo confesar que hace unos años fui profundamente impactada por el testimonio de vida de un participante en una de mis conferencias. Andrés, como lo voy a llamar para proteger su identidad,  contaba cómo en determinada ocasión su madre se enfrentó a una situación crítica de salud, donde gracias a los ahorros que él había acumulado en sus años de trabajo, habían podido salir adelante.

Ciertamente los ahorros que Andrés tenía acumulados no fueron suficiente para costear todo lo que su mamá estaba necesitando, sin embargo gracias a ellos tuvo 3 meses de PAZ. Los ahorros permitieron iniciar sin mayores contratiempos los procesos, al tiempo que le permitieron  identificar nuevas fuentes de ingresos para costear el resto del tratamiento médico.

En ese momento todo hizo sentido para mí, me había pasado la vida buscando y leyendo definiciones de ahorro, sin embargo en ese momento pude construir la mía:

“El que tiene ahorro tiene PAZ, porque tendrá alternativas, poder de elección y posibilidad de creación de su bienestar”

Una de las razones más frecuentes para la pérdida del sueño y la tranquilidad, es la desorganización financiera y en palabras más simples, la falta de dinero.

Ahora bien, más difícil que tener o conseguir dinero, es la capacidad de administrarlo correctamente y es de ahí donde radica el problema: Nunca será suficiente si no podemos administrarnos bien.

Como forma de apoyarte en tu búsqueda de  bienestar integral, te comparto algunas recomendaciones que te ayudarán  no solo mejorando tu organización financiera, sino también paz en sentido general:

  • Decídete a tomar Control de tus finanzas: Este paso parece muy sencillo, pero en mi experiencia es el paso fundamental y más determinante para lograr mejorar nuestras finanzas personales. Es una decisión que solo podemos tomar nosotros mismo y que en la mayoría de los casos postergamos una y otra vez.

 

  • Establece prioridades en tus gastos: Aunque así lo quisieras e independientemente de la cantidad de dinero que recibas como ingresos, sino priorizas nunca va a ser suficiente para todas las cosas que vas a querer hacer; en este sentido, te invito a hacerte la famosa pregunta, ¿lo quiero o lo necesito? Si realmente lo necesitas podrá ser prioridad, sino debes esperar. La clave de esto es que empieces a satisfacer necesidades y luego te des el permiso de gastar en las cosas que quieres.

 

  • Haz realmente un presupuesto: Cuando me refiero a hacerlo es realmente a que te sientes con un lápiz, un papel o tu computadora. Este es un proceso que puede ser tan complejo o tan sencillo como tú lo decidas. Si no sabes, ¡busca ayuda! y pon fin a los números mentales que has hecho toda la vida y que no te han funcionado. Deja de imaginarte que el dinero te rinde para todo lo que haces y permite que el lápiz y el papel te den la respuesta. Un presupuesto es justamente pre-suponer cosas que pueden pasar y asignarles una cantidad de dinero atendiendo a tus ingresos disponibles. Al no tener un presupuesto bien hecho es prácticamente imposible que puedas administrarte correctamente.

 

  • Prioriza el ahorro: Para esto es fundamental que dejes de ver el ahorro como un sacrificio, tienes que verlo más bien como tu verdadera ganancia. Lo que conservas luego de tus gastos mensuales representa realmente tu ganancia, así que ya es hora de dejar de verlo como un problema y que te convenzas de que el ahorro es la puerta hacia tu libertad financiera.

 

El bienestar financiero integral es esencial para llevar una vida plena y feliz.  El secreto está en vivir en balance y equilibrio, vivir el ahora con la plena conciencia de que si existe un mañana y que nuestra misión será vivir cada día en balance y prosperidad.

 

Pamela Pichardo

pamela@edufinanzas.net

@pamelapichardoj



Avatar

Fundadora y Editora ejecutiva de MiDinero. Mercadóloga de pasión y amante de la perfección de los números. Altamente comprometida con compartir conocimiento acerca de las Finanzas Personales, con el objetivo de devolver a la sociedad un poco de todas las bendiciones que he recibido de Dios.


Deja un comentario