6 razones que no te permiten salir de las deudas

6 razones que no te permiten salir de las deudas

Aunque lo planifiquemos hay ocasiones en las cuales, la situación económica se complica, lo que nos puede traer  como consecuencia un desorden financiero.

La deuda o endeudamiento, es un recurso financiero que en muchos casos funciona, siempre y cuando se asuma por las razones adecuadas, para esto, se debe contar con los recursos necesarios y planificados para poder hacerle frente a dicho compromiso.

En mi experiencia, hay algunas razones que nos impiden cumplir y seguir un plan específico para salir de una eventualidad.

Hoy te comparto 6 razones que he visto que, en la mayoría de los casos, no permitirán que una persona salga de un endeudamiento:

  1. Quiere mantener “Las Apariencias”: Este usualmente es uno de los puntos que suena más fácil, pero que más trabajo cuesta. A veces ni siquiera nosotros mismos nos damos cuenta de que tan apegados estamos a nuestro estilo de vida y definitivamente un cambio se hace difícil. Para lograr salir de las deudas, sin lugar a dudas, tendrás que hacer esfuerzos, hacer cambios en tus actividades y hábitos ¡Deja de pensar en el que dirán!
  2. No está dispuesto a hacer los sacrificios necesarios: Si has decidido a salir de tus deudas, una de las primeras decisiones que tendrás que tomar, es querer realmente salir de ellas, y esto implicará sacrificios. Se debe vivir con la misma cantidad de ingresos (está prohibido endeudarse más) y con ellos hacerle frente a tu costo de vida y a los compromisos que tienes.
  3. No sabe priorizar: Debes poner en orden tus necesidades básicas. Para poder priorizar de manera efectiva, es fundamental que podamos separar las cosas que queremos de las que necesitamos, en situaciones de dificultad económica, esto es de suma importancia.
  4. Cree que no lo puede lograr: Si realmente crees que no saldrás de tus deudas, definitivamente no podrás y esto básicamente porque nuestro cerebro deja de esforzarse en buscar alternativas y nos “acomodamos” a la situación sin hacer nada. Primero debes creer que es posible, y luego podrás convencer a los demás, si otros lo han hecho, ¿Por qué tu no?
  5. Subestima el valor del dinero: No dejes de ahorrar porque parezca “chin”, dice por ahí un refrán: “Grano a grano, se llena la gallina el buche”. Si estás endeudado, todo el dinero que recibes cuenta, por muy poco que parezca.
  6. No tiene un presupuesto: Siempre recalco: “En la cabeza, toda cuadra”, es fundamental que te acojas a un presupuesto organizado y por escrito, este representa una guía, un límite y control para nuestros gastos, de lo contrario es imposible llevar una organización financiera.

Ahora que conoces algunas de las razones, es más fácil que puedas luchar contra ellas,  no te dejes vencer por la pereza, recuerda creer en ti, aunque nadie más lo haga.

Pamela Pichardo

Pamela.pichardo@gmail.com



Fundadora y Editora ejecutiva de MiDinero. Mercadóloga de pasión y amante de la perfección de los números. Altamente comprometida con compartir conocimiento acerca de las Finanzas Personales, con el objetivo de devolver a la sociedad un poco de todas las bendiciones que he recibido de Dios.


Deja un comentario