Tiempo
Lectura
3 MIN

Claves financieras para Pymes en Tiempos del Coronavirus

Las crisis son oportunidades disfrazadas de problemas, en este momento le llamamos Coronavirus

Una crisis no es otra cosa que un cambio brusco de las condiciones habituales. La llegada de una crisis en su primer momento siempre nos genera confusión, incertidumbre y angustia. Sin embargo, cuando nos permitimos pasar a la siguiente etapa comienza nuestra adaptación y respuesta a la crisis.

En este momento ninguna persona o empresa sea grande o sea PyME sobre el planeta está exenta, y ciertamente aunque es normal que al inicio nos sintamos paralizados, este también es momento oportuno para sacar lo mejor de nosotros y de la situación que estamos viviendo.

La crisis circunstancial se caracteriza por cinco puntos:

  1. Es repentina
  2. Es inesperada
  3. Es urgente
  4. Masiva: muchas crisis circunstanciales afectan a muchas personas al mismo tiempo (por ejemplo desastres naturales).
  5. Peligro y oportunidad: la crisis puede desembocar en un mejoramiento o empeoramiento de la situación de la persona.

Como dueño de una PyMES ante este escenario lo natural es concentrarnos en el aspecto financiero por la baja de ingresos, la persistencia de los costos fijos, la descapitalización o la liquidez resultante. No obstante, debemos enfrentar la crisis con una visión amplia de nuestras áreas del negocio y de los objetivos post crisis. 

Prioridades de tu Negocio:

  • Actualizar tu análisis de punto de equilibrio:
    • Esto se refiere a conocer cuanta facturación necesita tu negocio para cubrir el 100% de sus costos y gastos aunque no genere beneficio.
    • Es fundamental conocer este indicador por dos motivos:
      •  Puede monitorear que la reducción temporal en tus ventas no caiga por debajo de este nivel que es cuando comienzas a generar pérdidas.
      • Te permite diseñar acciones comerciales para, al menos, lograr ventas iguales a tu punto de equilibrio.
  • Elabora una proyección de flujo de efectivo del negocio para las próximas ocho semanas.
    • Identifica cuáles son las entradas de efectivo y los compromisos de pagos obligatorios que normalmente tendría el negocio en ese período de tiempo.
    • Incluye alquileres, nóminas, cuotas bancarias, servicios básicos, anticipos de impuestos, pólizas de seguros, igualas externas y por supuesto tú propio salario.
    • El objetivo en este caso es poder anticipar cuál es el tamaño en términos monetarios del potencial desfase entre la baja de ingresos (facturación e ingresos no es lo mismo) y las obligaciones de pagos.

Acciones Inmediatas para tu Empresa (Llegó la hora de ponernos creativos)

  •  Mantener  volúmenes de ventas que en el peor caso sean iguales a nuestro punto de equilibrio. De esta forma evitaremos incurrir en pérdidas financieras que descapitalicen el negocio.
    • Si nuestras ventas normalmente dependen del tráfico que visita nuestra tienda y estará cerrada busquemos formas de habilitar o impulsar ventas a domicilio con promociones especiales.
    • Explora también la idea de promover pre-ventas a precios especiales para entregas futuras (Porque el mundo sigue) pero suficientemente atractivas como para que te paguen al contado. (Productos y Servicios)
    • Si nunca te habías decidido este es el momento de impulsar el canal digital para brindar tus servicios  profesionales este es el momento. (Abogados, Asesores, Wedding Planners, Conferencistas)
  • Preservar liquidez suficiente dentro del negocio para sostener las operaciones.
    • Actualiza la relación de tus cuentas por cobrar: Ofrece descuentos por pago anticipado a clientes que te deben dinero, pero aún no ha vencido su plazo.
    • Considera apoyarte temporalmente en servicios de factoring (Cambiar tus cuentas por cobrar por liquidez inmediata)
    • Actualiza la relación de tu inventario de mercancías. Considera liquidar mediante ofertas agresivas esa parte de tu inventario que ya tiene mucho tiempo y ha tenido lento movimiento. Maximiza la conversión en efectivo.
    • Comunicación proactiva con tus suplidores: Prioriza el pago a tus suplidores más pequeños y vulnerables, es tiempo de apoyarnos unos a otros. Con tus suplidores de mayor capacidad conversa a tiempo en caso de que necesites prórrogas en las fechas de pago, ellos apreciarán tu transparencia.
    • Renegocia si es necesario tus compromisos bancarios apoyándote en las medidas extraordinarias que ha dispuesto el Banco Central y la Junta Monetaria. Contacta hoy mismo tu oficial de negocios.
      • Liberación del Encaje legal para que las empresas puedan tener acceso a capital más económico.
      • Restructura plazos, tasas, cuotas con tu entidad financiera sin que te afecte tu score crediticio.
      • Si aún no la tienes evalúa contratar una línea de crédito en lugar de un préstamo comercial. La línea te brindará mucho más flexibilidad para navegar esta coyuntura económica.
    • El Ministerio de trabajo recomienda otorgar estos días como adelanto de vacaciones al personal.
    • En última instancia explorar bajar Punto de Equilibrio  a través de la suspensión del Contrato de Trabajo que está contemplado en la ley de Trabajo para estos casos.

Pamela Pichardo@pamelapichardoj
Coach y Conferencista Financiera

Categorías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 9 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies