Tiempo
Lectura
5 MIN

Impacto económico de las medidas del BCRD ante la situación del COVID-19

El Banco Central de la República Dominicana estableció algunas medidas económicas que impactarán positivamente y de forma inmediata la actividad económica, favoreciendo a los hogares dominicanos, a las micro, pequeñas y medianas empresas y al sector privado en general.

Ante la situación actual del COVID-19 que está afectando a varios países alrededor del mundo, se han implementado una serie de medidas en nuestro país con fines de limitar la exposición del virus. Estas medidas tienen implicaciones financieras para nuestras empresas en el corto plazo, razón por la cual, en la mañana del 18 de marzo del 2020, el Banco Central una serie de medidas para asegurar la liquidez del sistema financiero y flexibilizar las condiciones de los préstamos.

En este artículo comentamos sobre estas medidas y cómo nos pueden ayudar a sobrepasar la desaceleración económica que está ocurriendo. Es el momento de ser prudentes con la gestión y el control del efectivo, así también como en la identificación de fuentes de financiamiento. Ciertamente, las condiciones que podríamos obtener por un préstamo de capital de trabajo y/o a corto plazo son favorables en estos momentos para prevenir la disminución en la liquidez ante:

  • La posible disminución en el ritmo de los cobros; y
  • La posible dificultad en conseguir aprobación de los proveedores para flexibilizar los pagos vencidos y/o por vencer.

Recomendamos conversar con vuestros ejecutivos de cuenta para confirmar las facilidades y las condiciones que están disponibles. Adicionalmente, debido a que las instituciones financieras estarán trabajando con horario y/o con personal reducido, es de suma importancia identificar necesidades de efectivo en el futuro desde ahora para anticipar cualquier retraso en la aprobación de las solicitudes de financiamiento (en los casos que realicen tal solicitud). Debajo las medidas anunciadas con nuestros comentarios correspondientes.

Medidas sobre la Tasa de Interés:

Estas medidas tienen el objetivo de rebajar las tasas activas de los bancos. Es decir, incentivar el consumo y facilitar las facilidades crediticias reduciendo las tasas de depósitos y certificados y reduciendo las tasas de los préstamos otorgados por el sector financiero.

Debajo las medidas anunciadas copiadas de manera íntegra del discurso del Gobernador:

  • Reducir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 100 puntos básicos, de 4.50 % a 3.50% anual, con el objetivo de incentivar una baja generalizada de las tasas de interés en el sistema financiero a través del mecanismo de transmisión de política monetaria.
  • De igual forma y con la finalidad de proveer liquidez a un costo bajo a las entidades financieras, se aprobó una disminución de 150 puntos básicos en la tasa de interés de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a un día), pasando de 6.00 % a 4.50% anual.
  • Adicionalmente, se decidió reducir la tasa de interés de depósitos remunerados de corto plazo en el Banco Central (Overnight), de 3.00 % a 2.50% anual. Esta medida contribuye a reducir la tasa de interés interbancaria y, por lo tanto, disminuye el costo de fondeo de las entidades financieras.

Medidas del banco central para de Provisión de Liquidez (Moneda Nacional y Extranjera):

  • RD$ 10 mil millones para hogares, para micro, pequeñas y medianas empresas y para el sector comercio;
  • RD$ 12,321 millones serán destinados al sector productivo, mayormente al sector del Turismo y al sector Exportador.

En cuanto a la tasa de cambio, están inyectando US$ 500 millones al mercado para evitar una depreciación acelerada del peso dominicano. El Banco Central tenía al 16/mar/2020 US$ 9,375 millones en Reservas Internacionales Netas, por lo que cuenta con suficientes dólares para poder implementar esta medida.

Debajo las medidas anunciadas copiadas de manera íntegra del discurso del Gobernador:

Medidas del banco central para la Moneda Nacional:

En adición a los recortes de tasas de interés, se adoptaron una serie de medidas de provisión de liquidez, tanto en moneda nacional como en moneda extranjera, con el objetivo de poner a disposición de las entidades financieras una gran cantidad de recursos de manera tal que se pueda atender de forma efectiva la demanda de crédito de los sectores productivos y de los hogares dominicanos. Específicamente, en moneda nacional estamos poniendo a disposición de las entidades financieras liquidez por más de RD$52 mil millones a través de las siguientes medidas:

  • Primero, en la reunión celebrada en el martes 17 de marzo, la Junta Monetaria flexibilizó los requisitos de cobertura del encaje legal en moneda nacional de las entidades financieras, reconociendo los títulos del Banco Central y del Ministerio de Hacienda como cobertura válida por un monto de hasta RD$22,321.0 millones, lo que representa 2.0 puntos porcentuales del coeficiente de encaje legal. De ese monto, RD$ 10 mil millones serán destinados a préstamos a los hogares y a las micro, pequeñas y medianas empresas y al sector comercio, mientras que el resto de los fondos, unos RD$ 12,321.0 millones serán canalizados a los sectores productivos, principalmente al turismo y al sector exportador, a tasas de interés en todos los casos no mayores de 8.0 % anual.
    Es importante destacar que los nuevos préstamos que otorguen las entidades financieras con estos recursos serán clasificados como categoría de riesgo A, con cero provisiones, y no serán considerados en el cálculo del índice de solvencia.
  • Segundo, el Banco Central habilitó la ventanilla de provisión de liquidez a las entidades financieras a través del mecanismo de Repos hasta 90 días por un monto de hasta RD$30 mil millones, utilizando como garantía títulos del Banco Central y del Ministerio de Hacienda. Esta facilidad estaría a disposición de las entidades financieras con tasas de interés de 4.75% para Repos de hasta 30 días y de 5.0% para Repos entre 31 y 90 días. Estas facilidades podrían renovarse mientras persistan las condiciones de incertidumbre que originaron la medida.

Medidas del banco central para la Moneda Extranjera:

En cuanto a la provisión de liquidez en moneda extranjera, hemos aprobado dos medidas que permiten garantizar un flujo adecuado de dólares para cubrir las necesidades del mercado cambiario, en un momento en que grandes sectores generadores de divisas como el turismo y el sector exportador se están viendo afectados. En ese sentido estamos proveyendo liquidez al mercado por más de US$ 500 millones, a través de los siguientes mecanismos:

  • Inyectar liquidez en moneda extranjera por un monto de hasta US$300.0 millones, a través de operaciones de repos de 90 días, utilizando como garantía títulos del Ministerio de Hacienda.
  • Flexibilizar temporalmente los requisitos de cobertura del encaje legal en moneda extranjera de los bancos múltiples, reconociendo títulos del Ministerio de Hacienda en dólares como cobertura válida de US$ 222 millones, lo que representa 2.5 puntos porcentuales del coeficiente de encaje legal. Esta medida contribuirá a facilitar la canalización de divisas a sectores generadores como el turismo y las exportaciones que han sido impactados por la caída en los flujos de comercio y turismo a nivel global.

Medidas del banco central de Tratamiento Regulatorio

El Banco Central está instando a las instituciones financieras a congelar las calificaciones de las empresas a partir de hoy para fines de evaluación de nuevos préstamos y para la flexibilización en las condiciones de crédito. Esto quiere decir que cualquier deterioro en nuestras finanzas debido a las medidas del COVID-19 no serán tomadas en cuenta para el análisis de nuestras solicitudes de financiamiento.

Debajo las medidas anunciadas copiadas de manera íntegra del discurso del Gobernador:

  • Autorizar a las entidades financieras a congelar las calificaciones y provisiones de los deudores al nivel en que se encuentran al momento de la aprobación de la Resolución.
  • Autorizar a que las re-estructuraciones de créditos que impliquen modificación en las condiciones de pago, tasa de interés, plazos y cuotas, entre otros, puedan mantener la misma calificación de riesgo del deudor al momento de ser reestructurado. En otras palabras, esto quiere decir que no se le reduciría la calificación crediticia al deudor por problemas originados en atrasos de pagos producto de la situación actual.
  • Autorizar a que sean considerados como no vencidos aquellos préstamos desembolsados contra líneas de crédito por un período de sesenta (60) días. Esta medida comprende una dispensa del pago del capital del préstamo en ese período, beneficiando el flujo de caja del deudor.
  • Extender por noventa (90) días el plazo otorgado al deudor para la actualización de garantías correspondientes a las tasaciones. Esta medida brindará una mayor flexibilidad al deudor que dispondrá de más tiempo para cumplir con el requisito de actualizar su garantía.

Giancarlo Jiménez @thefinancecourse
Economista y Asesor Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 7 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies