Tiempo
Lectura
2 MIN

La Verdadera Riqueza esta en compartir

“Eres verdaderamente próspero cuando estas en capacidad emocional y económica de compartir lo que tienes”

Cuando hablamos de educación financiera y una correcta administración de las finanzas personales y familiares, en la mayoría de las ocasiones el concepto “Dar” o “Donar” queda rezagado en el último escalón de las prioridades.

Solo es posible alcanzar la prosperidad económica cuando nos encontramos en la capacidad de poder compartir lo que tenemos y ayudar a los más necesitados.

¿Has escuchado en algún momento la famosa frase: es mejor dar que recibir? Pues, aunque parezca insólito, esta frase es 100% cierta. Existe una magia especial en compartir y una mayor satisfacción cuando lo hacemos como resultado de nuestro trabajo, plan y esfuerzo.

Tú también desde cualquier posición económica en la que te encuentres, puedes vivir esa experiencia. Es por ello que hoy quiero compartirte algunas recomendaciones, que te ayudarán a abrazar este concepto e integrarlo de manera más natural a tus planes de vida.

  • Primero, te recomiendo preguntarte, ¿Cuál es el objetivo de tu crecimiento financiero? Esta es una pregunta simple, pero que te dará muchas pistas sobre tu interés y norte económico. En la mayoría de los casos el objetivo financiero se resume en: “vivir bien” y “saldar mis deudas”. Como te dije anteriormente, es prácticamente imposible ser exitoso en nuestras finanzas si no compartimos lo que tenemos.
  • Elige una causa, motivo o institución con la que te gustaría colaborar. Quizás que en este momento no tengas las condiciones económicas para hacer algún tipo de donación. Pero recuerda el primer paso para ayudar es tener la clara intención de querer ayudar. No importa si no tienes el dinero, abraza tu causa y dale intención.
  • Recuerda que el aporte no solo es económico. Ciertamente el dinero es importante. Y en muchas ocasiones compartir nuestro tiempo, gestión, acción y hasta un hombro es más valioso que el dinero en sí mismo; así que te sugiero considerar donar tu tiempo, porque esto te llenará de mucha alegría y satisfacción.
  • Piensa en lo que verdaderamente te hace feliz, ¿de qué te serviría acumular cosas por el solo hecho de tener más cosas? De nada, ¿verdad? En mi apreciación el verdadero propósito financiero debe ser crecer económicamente para transformar positivamente tu vida y la de los demás.

Incluye este objetivo en tu presupuesto anual y asegúrate de cumplirlo. Este puede ser dinero, tiempo o intensión, lo que te seguro no puedes olvidar es: incluir tu corazón. ¡No te arrepentirás de los resultados!

Pamela Pichardo@pamelapichardoj
Coach y Conferencista Financiera

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies