Conviértete en un emprendedor ¡El mundo es para los valientes!

Conviértete en un emprendedor  ¡El mundo es para los valientes!

Si buscamos algunas definiciones de emprendedor, nos encontraremos con tesis como: “Persona que planifica, organiza, opera y asume el riesgo de una aventura comercial”.

El día a día nos envuelve en una bola de nieve que en ocasiones nos impide descubrir el potencial que tenemos para crear y ejecutar iniciativas que rompan con la aburrida cotidianidad; es de esta manera que nos pasan los años, sin hacer más que recibir pasivamente los vaivenes de la vida.

Pero, ¿cómo podemos hacerle frente a estas situaciones y resurgir como el Ave Fénix?, ¿cómo podemos sacudirnos, ver más allá de las circunstancias que nos rodean y convertirnos en verdaderos vencedores? Esto, se logra convirtiéndote en un emprendedor.

Si buscamos algunas definiciones de emprendedor, nos encontraremos con tesis como: “Persona que planifica, organiza, opera y asume el riesgo de una aventura comercial”, “Persona que enfrenta, con resolución, acciones difíciles”, “Individuo que está dispuesto a asumir un riesgo económico o de otra índole, refiriéndose este último, a quien identifica una oportunidad de negocio y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha”.

Como hemos podido ver, existe un común denominador en las definiciones anteriores, que indica que el emprendedor no solo percibe oportunidades donde otros no las ven o no se retan a verlas, sino que además, está dispuesto a asumir los riesgos que sean necesarios para alcanzar sus metas. ¿Cuántas personas con ideas y proyectos brillantes, engavetados, existen en el mundo, que por no enfrentar sus miedos y ponerse en acción, no logran sus objetivos? En realidad son muchas.

 

Superando las barreras

Una de las barreras que debe superar una persona que quiere ser emprendedora, es enfrentar sus miedos. Tal como nos comenta el Coach Carlos Núñez, el miedo, si bien tiene la función de alertarnos sobre algo que puede salir mal, es un sentimiento que debemos prestarle atención y, partiendo de eso, hacer las correcciones de lugar, pues muchas veces escuchamos más la voz del miedo, que de las oportunidades.

El también consultor de Integración & Selección de Talentos opina que el miedo que dejamos crecer en nuestra mente es peor que la situación real, es algo de lo que usualmente huimos, como normalmente hacemos con aquello que nos asusta. Una alternativa que podemos elegir, es preguntarnos ¿Qué haría yo si no tuviera miedo? Cuando dejas atrás el miedo te sientes libre para actuar, para enfrentar nuevos retos y para crecer. Así que ¡No piense en el temor, solo empiece a trabajar!

Otro aspecto importante a tomar en cuenta, si queremos ser emprendedores, es mantener una buena actitud y aptitud, ya que la buena actitud que tengas hacia las cosas, complementa la aptitud que demostrarás al hacerlas. Cuando nuestra actitud hacia los retos es abierta, receptiva y flexible, nos sentiremos con mayor capacidad para alcanzar los logros y decir ¡Yo puedo!, resalta este coach.

 

Reconociendo las fortalezas

El emprendedor sabe cuáles son sus habilidades y dones, sabe aprovechar sus fortalezas y busca la forma de compensar sus debilidades; de ésta forma logra entregar su máximo potencial.

Asimismo, uno de los factores que de acuerdo a Núñez, influyen para que una persona sea emprendedora, es su visión y perspectiva de la vida. Considera que la capacidad para asumir la responsabilidad de sus actos y de sus propias consecuencias, es la esencia de ese tipo de personas, ya que reconocen que su conducta es el producto de sus propias decisiones y elecciones conscientes. El emprendedor sabe lo que quiere y lucha por ello; tiene creencias firmes acerca de una oportunidad de mercado y está dispuesto a aceptar un alto nivel de riesgo personal, profesional o financiero para perseguirla.

Es importante destacar que cuando decides lanzarte o arrancar con una iniciativa, proyecto o negocio nuevo, no hay manera de eliminar los riesgos asociados, pero podemos mejorar las probabilidades de éxito como emprendedor, con una buena planificación y preparación.

Un consejo muy importante para quienes desean incursionar en el mundo de los negocios, es no abandonar el empleo que tengan al momento de iniciar un proyecto, hasta no estar seguros de que éste tenga un desarrollo sostenido y beneficioso. ¡Manos a la obra!

Un emprendedor debe tener:

  • Una buena personalidad para relacionarse
  • Energía física y emocional
  • Planificación y organización
  • Voluntad de sacrificio
  • Iniciativa
  • Motivación

 

Ventajas del emprendedor:

  • Independencia económica
  • Genera sus propios ingresos
  • Ser su propio jefe
  • Maneja su tiempo, de acuerdo a sus prioridades
  • Mayor potencial de crecimiento y de ganancias
  • La experiencia de crear y manejar su propio negocio
  • Mayor variedad de retos y oportunidades de aprendizaje
  • Orgullo y disfrute de los logros obtenidos

 

Por Julia Gómez / juliagomezcomunicacionintegral@gmail.com

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

Otros artículos de Julia Gómez:

¿Estás listo para el retiro laboral?

¿Cómo puedo ganar dinero si soy un Adolescente?

La Bolsa de Valores




One thought on “Conviértete en un emprendedor ¡El mundo es para los valientes!

Deja un comentario