¿Emprendedor, haz escuchado hablar del Networking?

¿Emprendedor, haz escuchado hablar del Networking?

El Networking tiene como base principal construir relaciones con personas de tu entorno profesional, que desean hacer negocios en el presente o el futuro. Esto se logra mediante una actividad donde todos los emprendedores, inversionistas y empresarios se reúnen para conocerse e intercambiar experiencias.

Para hacer Networking, lo principal es tener una mente positiva,  deseo de conocer personas y participar en la mayoría de eventos que sea posible, claro, teniendo en cuenta que dichas actividades deben estar dentro del nicho de mercado que has  elegido para emprender, recuerda que el participar en todo no te garantizará el éxito, ya que debes seleccionar y alinear tu red de contactos de acuerdo al objetivo de tu emprendimiento.

¿Qué ventajas tendrá para mí como emprendedor hacer networking?

  • Impulsará tus relaciones profesionales:

Puede ser muy enriquecedor compartir dudas, experiencias y novedades de tus intereses  con otros emprendedores. Piensa que han podido tener las mismas preguntas y afrontar los mismos retos que tú, así que entablar relaciones con otros profesionales de tu círculo y de mercados comunes puede aportarte bastante.

Una de las ventajas del  networking es la posibilidad de que encuentres un mentor: es decir, una persona que te aconseja y comparte contigo sus conocimientos sobre alguna área en específico, ya que su experiencia al respecto lo avala. Los mentores pueden suponer uno de los grandes impulsos de un emprendimiento, sobre todo si el mismo está dando sus primeros pasos. .

  • Podrás encontrar proveedores y colaboradores:

Aunque la figura del emprendedor actualmente es la de un profesional con muchos compromisos, capaz de solucionar buena parte  los problemas y las situaciones que surgen en su camino, es muy improbable que tengas conocimientos en todos los ámbitos que se relacionen con tu nuevo proyecto emprendedor. Por lo tanto, antes o después te darás cuenta de que, para ciertos aspectos en tu startup, necesitas pedir ayuda a otros.

Mediante el networking tienes una excelente oportunidad de lograr esto, ya que conocerás a otros profesionales que pueden ayudarte, guiarte e incluso ofrecerte sus servicios en ámbitos como el marketing, redes sociales, aspectos legales o financieros.

  • Darás a conocer tu negocio a posibles inversores:

Nunca sabes qué planes o proyectos pueden tener las personas que conozcas, por lo que no debes subestimar con quien conversas,  puedes encontrarte frente a un inversor potencial, y por tanto, estar  frente a la ocasión perfecta para que tú proyecto reciba un impulso económico.

Este tipo de actividades son un  escenario ideal, por lo que es muy importante que tengas preparado un buen elevator pitch, uno de esos términos emprendedores que debes conocer. Así, serás capaz de comunicar tu modelo de negocios de manera simple y atractiva. Recuerda que eres la propia imagen de tu proyecto, por lo que debes intentar despertar siempre el interés en otros. Se trata de establecer relaciones a largo plazo, así que no dudes en intentar conseguir una reunión o cita tras conocer a ese profesional que te interesa. Nunca  olvides tus tarjetas de presentación,  si además tienes un buen perfil de LinkedIn y otras redes sociales activas, inclúyelas.

  • Conectarás con clientes potenciales:

Para muchas personas que quieren adquirir un producto o servicio, el primer paso antes de comenzar una búsqueda online es pensar si conocen a alguien que pueda ayudarles. De manera directa, a través del networking uno de tus objetivos debe ser el de estar en la mente de esas personas, cuando llegue el momento en que puedan necesitar aquello que tú ofreces.

  • Visibilidad para tu negocio:

Trabajar el networking supone esforzarse en asistir a charlas, seminarios, conferencia y ocurre a menudo que en ese evento al que has asistido no hay ningún perfil útil para tu proyecto en ese específico momento. No te desanimes: esto no significa que no puedas sacarle partido.

¡Anímate y conéctate!

 

Escrito por : Esther Peña.




Deja un comentario