Mi primer hogar ¿Cómo me organizo?

Mi primer hogar ¿Cómo me organizo?

¡Si empiezas esta  nueva etapa con tu pareja, se que tendrán  muchas inquietudes, te compartiré los puntos no pueden olvidar y lo que deben tomar en cuenta!

Tras nueve años de trabajo continuo como organizadora de eventos y Wedding Planner, he visto desfilar muchas parejas con  algunas situaciones y grandes expectativas de la nueva vida que tendrían juntos.

Les contaré mi experiencia personal y lo que he vivido con decenas de clientes y amigos, de cómo deber ser realmente el ¨Primer Hogar¨ en términos materiales y funcionales, con suerte, deseo dejarles una semillita de claridad desde mi “objetiva percepción” de esta etapa. Exploraremos los rincones más importantes:

La Habitación: Ya sea que compren o alquilen un apartamento o una casa, deben tener pendiente que la habitación es el primer lugar que se debe acomodar y organizar.

  • Coloquen cortinas que los protejan de la luz al dormir, las cuales también brindaran privacidad.
  • La cama y el colchón deben ser una buena inversión, es importante que ambos sean de calidad y que tengan garantía, busquen recomendaciones de amistades y ofertas del mercado.
  • Las sábanas y almohadas no deben tomarlas a la ligera, con tantas opciones pudieran confundirse. ¿Sabías que calidad de las sábanas se miden por hilos?, mientras más hilos tenga, mejor será  la sábana. Les recomiendo que elijan de 300 hilos en adelante. Y con relación al color, si es neutral, más fácil será agregar piezas decorativas a la habitación en el futuro.
  • Las almohadas están disponibles para todos los gustos, si duermen de lado, boca arriba o boca abajo, si las prefieren sintéticas o de plumas, ¡Ya encontraran las indicadas!,  siempre protéjanlas con fundas de tela, así incrementaran su vida útil.
  • Consideren la ventilación del espacio, y el uso de aire acondicionado o abanico para refrescar el ambiente, ¡Vivir en un país en el tropical trae sus retos!
  • Amo las soluciones de organización, sin embargo un closet con gavetas y algunos tubos para ropa, hacen perfectamente el trabajo.

Baño: 

Con solo un par de toallas por persona, y productos de aseo, es suficiente para sacarle el máximo provecho a este espacio vital de la casa.

Cocina:

Siempre he pensado que la cocina es el corazón de un hogar, y con frecuencia es el lugar en el que invertimos nuestros recursos de forma desproporcionada y sin sentido alguno.

Visitando y ordenado docenas de casas, he utilizado el método Konmari (que es un conjunto de técnicas para la organización de espacios),  puedo asegurarles que las personas recién casadas, a lo largo de los siguientes cinco años, no utilizan la totalidad de las piezas de su cocina. He visto desde pinzas para langostas en hogares con personas con  alergias a los mariscos, hasta copas por docenas en casas donde no reciben visitas o no cabe esa cantidad de personas o gadgets especiales para preparar comida súper elaborada, donde la pareja ni siquiera cocina.

También he visto la “olla multiusos”, utilizada para hacer el arroz,  freír,  hacer pastas, palomitas de maíz y sopas, tan solo porque los propietarios decidieron simplemente sacarle más provecho a este recipiente. ¡Entiendo que con estufa y nevera, todo se resuelve!

¿Qué pasa si no tengo recursos, debo solicitar un préstamo?

Está comprobado que las parejas de recién casados que tienen problemas financieros, son más propensas a separarse, pues no todos saben lidiar con los compromisos de cada mes. Es una decisión muy personal.

La ideal es empezar ahorrar por los sueños y por el nuevo hogar, y cuando estén listos para asumir el reto ¡Láncense! Ya de por sí, llevan la carga emocional del nuevo estilo de vida.

Es importante que conversen sobre lo que es mejor y qué no puede faltar, es mejor llegar a un consenso donde ambos estén de acuerdo en cada paso, y que cada cosa que les rodee sea de satisfacción y alegría.

Uno de los grandes errores es quererlo todo ¡AHORA!

En una ocasión, me encontré con pareja de novios que decidieron comprar un apartamento, aunque estos priorizaron en lo importante, el presupuesto que tenían disponible se agotó cuando de muebles para el comedor, sala y balcón se trataba. Recuerdo que para visitarles tenía que llevar sillas plegables o cojines.

Aunque muchos piensen que esta no es la situación donde quieren empezar, la realidad es que ellos cuidaron su bolsillo, es decir su presente, porque sabían que de esas decisiones dependería su futuro.

Hoy en día su hogar, es un hogar con todas las comodidades que satisface las necesidades de dos adultos y un niño pequeño.

Me encanta encontrarme con historias de personas que hoy se ríen junto a sus hijos de como empezaron su vida matrimonial: lavando la ropa en casa de uno de sus padres, bailando todas las noches con el radio porque no tenían cable, inventando comidas súper rápidas en el microondas porque no tenían estufa.

Estas historias me hacen ver que no es lo que tenemos, es lo que compartimos, y si nos acomodamos en lo poco, y salimos a flote, es un buen indicio que en las adversidades futuras actuarán como un buen equipo.

¡5 Consejos a los futuros esposos!

  • No tienes nada que probar, ni nada que ocultar, no te midas con la vara del vecino.
  • Peso a peso, se construye una fortuna.
  • Controla los pequeños gastos, te sorprenderás cuando dinero puedes tirar a la basura en chucherías.
  • Conversar, conversar, conversar y si se te olvida, conversar.
  • Disfruta el trayecto, tómate tu tiempo, porque el tiempo da sabiduría y felicidad.

 

Nathalie Navarro  | Dominican Organizer | Todo en Orden RD




Deja un comentario