¿Qué tan Rico o Pobre eres? Conoce tu Balance Personal

¿Qué tan Rico o Pobre eres? Conoce tu Balance Personal

Un excelente punto de partida para conocer cuál es tu situación financiera, es haciendo un balance personal.

 

 

El balance personal, es una excelente herramienta que te ayudará a descubrir de manera simple cual es la respuesta a una pregunta que con frecuencia te haces ¿en qué pie estoy parado económicamente?

La primera vez que me pidieron este ejercicio en un banco cuando intentaba buscar financiamiento para mi emprendimiento, lo primero que pensé fue ¿Para qué me piden esto si yo no soy una empresa? Sin embargo, el balance es un documento funcional tanto para empresas como para todas las personas y es un excelente punto de partida para conocer tu realidad financiera.

Te explico, es un tipo de reporte que contiene informaciones importantes acerca de tus finanzas y con el cual podrás identificar exactamente ¡En qué pie estás parado!  ¿Y cómo hacer este análisis? Aquí te explico:

Lo que tienes – lo que debes= lo que tienes

Por ejemplo, si lo que tienes en efectivo, ahorros y artículos de valor suman RD$100,000.00 y debes RD$80,000.00, tu capital neto es de RD$20,000.00.

¡Hagámoslo paso a paso!                                                                        

  1. Haz una lista de tus activos con su valor económico, e incluye el dinero que tienes en efectivo en cuentas de ahorros y propiedades, ten presente que puedes tener mucha ropa linda y que te haya costado mucho dinero, pero para estos fines no aplican.
  • Activos líquidos: se refiere a los artículos que pueden ser rápidamente convertidos en dinero efectivo.

 

  • Propiedades: es decir los inmuebles, como la casa, apartamento, un terreno o solar que en caso de, hayas heredado de tus abuelos o familiares lejanos.

 

  • Posesiones personales: este renglón es el más sencillo de identificar porque aquí podemos incluir carros, joyas, obras de arte, entre otras cosas. Es importante tomar en cuenta que los precios serán los del mercado actual (por ejemplo, si es un televisor, este vale menos con el pasar del tiempo, en cambio una joya o una obra de arte va aumentando su valor año tras año).

 

  • Inversiones: debes considerar inversiones a más largo plazo, como cuentas de retiro (si…si…si, aquí aplica la famosa AFP), inversiones en bolsa de valores, certificados de depósitos, entre otras. Se pueden incluir también el valor de otros bienes, pero que la verdad es que será más difícil convertirlas en efectivo de manera rápida.

 

  1. Determina tus compromisos económicos: define cuales son las deudas o compromisos económicos que tienes hasta la fecha, no incluyas las deudas que aún no tengan el momento de ser pagadas, por ejemplo, la renta del próximo mes. Son las deudas actuales, no consideres las posibles cosas que a futuro se pudieran convertirse en una obligación para ti. Para esto toma en cuenta lo siguiente:

 

  • Deudas a corto plazo: que deberás pagar en poco tiempo, normalmente en menos de un año, por ejemplo: pagarés, seguros, extra créditos, entre otros. Estas deudas solo incluyen los intereses a la fecha (en la fecha que hagas el ejercicio) no incluye los intereses futuros.
  • Deudas a largo plazo: son las que no necesitan ser pagadas completamente de inmediato, como las deudas de vehículos, prestamos educativos, hipotecas, etc.
  • Calcula tu capital neto: es la diferencia entre el valor de tus activos y tus compromisos económicos. Es el número final que tendrás cuando tus deudas sean pagadas. Cuando nuestra diferencia es positiva, quiere decir que nuestros bienes y efectivo superan nuestras deudas, en cambio cuando tenemos insolvencia, es cuando tenemos incapacidad económica de hacerle frente a nuestros compromisos económicos.

Con este ejercicio simple podrás saber cuál es tu capital neto y a la vez te pondrá de manifiesto que no importa cuando dinero gastemos, lo que nos hace verdaderamente ricos (económicamente hablando) es el capital, los bienes y el efectivo. Para cerrar te dejo algunas recomendaciones en virtud de que puedas aumentar tu capital:

  1. Incrementa tus ahorros.
  2. Reduce tus gastos (de manera urgente).
  3. Multiplica el valor de tu dinero a través de las inversiones.
  4. Realiza aportes significativos a tus deudas.

La mayoría de las personas miden su riqueza según la cantidad de activos que posee, sin embargo, es fundamental tomar en cuenta cuáles son nuestras deudas para saber realmente cuál es nuestro nivel de riqueza.

 

Pamela Pichardo @pamelapichardoj

Coach Financiera



Fundadora y Editora ejecutiva de MiDinero. Mercadóloga de pasión y amante de la perfección de los números. Altamente comprometida con compartir conocimiento acerca de las Finanzas Personales, con el objetivo de devolver a la sociedad un poco de todas las bendiciones que he recibido de Dios.


Deja un comentario