Tiempo
Lectura
3 MIN

Mis 10 Mandamientos Financieros

En mis años de experiencia trabajando en el área de las Finanzas Personales he visto y leído muchas buenas prácticas sobre las debidas formas de gestionar los temas del manejo del dinero familiar y personal los cuales he convertido en mis mandamientos financieros.

Ciertamente, no todas las herramientas o formas de gestión aplican para todo el mundo, hay muchas prácticas que simplemente por nuestros estilos de vida nos será muy difícil poner en práctica, comprender esto es fundamental que lo podamos comprender ; ya que, en cierta ocasión nos podríamos sentir frustrados al tratar de poner alguna en práctica y no ver avances.

He preparado para ti un resumen de Mis 10 mandamientos financieros, estos son los pasos que me han funcionado y que ejecuto en mi día a día, algunas veces una me ayuda más que otra, pero en general practicarlas más o menos en equilibrio es lo que me ha permitido ver diferencia.

  • Siempre sé en qué gasto mi dinero: Esto sonará complejo, pero lo fundamental aquí es llevar récord de nuestros gastos. Una parte importante lo voy validando revisando los estados de las tarjetas de crédito y los gastos en efectivo los voy anotando en mi hoja de control de gastos, particularmente me gusta llevar anotaciones en papel y lápiz, aunque para los más digitales les recomiendo la app móvil expensify.
  • Llevo un Presupuesto mensual: Para mi es prioridad actualizar mi presupuesto mensual. No me gusta iniciar un nuevo mes sin tener claridad de como termine el mes anterior y cuales compromisos tengo para el próximo mes. Es imposible avanzar con nuestras finanzas si no llevamos claridad de un presupuesto estructurado.
  • Haz dinero extra: Mi mente siempre está enfocada en producir dinero adicional y desde que encuentro algo que no utilizo, mi mente identifica una oportunidad para generar ingresos extras, los que por lo general los utilizo para ahorrar. En mi caso utilizo la plataforma de www.corotos.com.do
  • Mantente alerta con los intereses que pagas: Me mantengo siempre atenta con las tasas de interés que pago por mis créditos y soy la primera en saber si debo pedir revisión en mi banco; o si por el contrario, tengo la mejor tasa que puedo tener. Muchas veces tenemos un préstamo y nos olvidamos de él por los siglos de los siglos y ni cuenta nos damos si nuestras tasas variaron a nuestro favor y por ende estamos perdiendo dinero en el camino.
  • Duerme antes de comprar: Esta técnica la empecé sin darle mucho crédito y ha resultado una de mis mejores aliadas a la hora de hacer compras, sobre todo en tiempos de especiales, donde la euforia se apodera hasta del más organizado. En este sentido coloco todo en mi carrito de compras y lo compro dos o tres días después; muchas de las cosas luego me doy cuenta no las necesito y las otras casi siempre las encuentro en un precio rebajado (jajá).
  • Nunca gasto lo que no tengo: Tengo como premisa de vida vivir de acuerdo a mis medios y posibilidades, si hay algo que no puedo hacer en un mes simplemente no lo hago luego; lo más importante de todo es que ¡aprendí a ser feliz así!. Este es para mi uno de los mandamientos financieros clave.
  • Priorizo mi ahorro: Porque si yo no le doy prioridad; entonces, ¿quien más lo hará? Lo primero hago es justamente proteger mis ahorros, los pongo aparte porque de lo contrario sería muy fácil gastarlo; así que aplico mi inteligencia financiera y lo pongo aparte.
  • No te preocupes tanto por lo que piensen los demás: Si quieres progresar en la vida, mejorar tus finanzas y vivir más feliz es fundamental que dejes de preocuparte tanto por lo que piensen los demás sobre ti. Recuerda que no somos «monedita de oro» para gustarle a todos y menos para complacer a todos. Preocúpate por ser feliz con lo que tienes y no con lo que los demás esperan de ti.
  • Nunca tomes deudas innecesarias: Yo tengo una filosofía de vida: “Nada que se pueda comprar con ahorros debo comprarlo con deuda”, simple y claro. La paciencia es fundamental en este punto, y la paciencia es más que esperar, es esperar en alegría mientras las cosas suceden.
  • ¡Premia tu esfuerzo! Esto no se trata de llevar camisa de fuerza, se trata de ir celebrando logros; eso sí, para celebrar debe haber un logro. No gastar por gastar y porque te lo mereces, sino porque has logrado alguna de las metas que te has propuesto.

Para mi, ser financieramente organizada es un estilo de vida donde nos acostumbramos a vivir sin necesitar tanto, más ligera, sin tantas complicaciones que sin lugar a dudas me ha abierto muchas puertas y me ha permitido construir muchas cosas. Espero que estos mandamientos financieros te sirvan tanto como a mi.

Pamela Pichardo@pamelapichardoj
Coach y Conferencista Financiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =

Nuestro sitio web utiliza cookies par aofrecer mejor experiencia a nuestros usuarios. Por favor consulta nuestras Políticas de Cookies